Igualico, igualico… pero no es lo mismo

Publicado por el May 15, 2006

Compartir

Matrimonio con hijos (versión española) es como un formato de concurso de televisión. Todo igualito al original salvo por las referencias al Atleti o los boquerones de tapa. Married with children es serie de las importantes, de las gamberras, de las que tienen incluso imitadoras (caso de Infelices para siempre). En Estados Unidos se emitió de 1987 a 1997 y en España se estrenó (en TVE) en 1994, cuando el peinado de Peg nos parecía imposible (pero igual de espantoso nos habría resultado en el 87, con lo que nos perdimos parte de la gracia). Married… era, como Roseanne, como Los Simpson, de ese tipo de comedias familiares que llegaron para dinamitar los retratos idealizados de las familias típicas americanas. Los Bundy son pura basura blanca. Un matrimonio inmundo, unos hijos tirando a lo peor (ella, puta; él, retrasado) y un objetivo común: darse por saco unos a otros. La familia que se da por saco unida… Matrimonio con hijos (versión española) es todo eso pero no es lo mismo aunque lo sea, aunque pretenda serlo. Haré el inciso de que me parece fantástico el intento de trasladar una serie americana aquí diciéndolo, haciéndolo evidente. O sea, sin copiar por el morro (ya saben, Casi perfectos = Todo el mundo quiere a Raymond). Fin del inciso y al grano. No me ha gustado mucho. Por esas voces impostadas, como de teatro, de los actores (los vecinos ya eran declamadores profesionales y el tal Pelayo parecía escapado de los Happiness). Por las risas enlatadas. Porque Ginés García Millán es demasiado guapo para el papel de Al Bundy (de Fran Camacho), aunque es cierto que el prota de Infelices para siempre (que luego apareció en 24) también era vistoso. Porque ni la casa ni la familia parecen españolas. De hecho, cuando se habla de ir a ver al Atleti parece una de esas morcillas que metían en el doblaje de Sabrina, cosas de brujas, nombrando por ejemplo a Chiquito de la Calzada. En fin, que lo mejor de todo es que dura 30 minutos. Alabado sea el Señor. Una duración homologada por el Convención de la Haya de la Tele Racional. No es que sea mala pero, bueno, Aída resulta más divertida. Aída sí que ha trasladado perfectamente a España el espíritu de Roseanne. Los de Matrimonio con hijos están, de momento, demasiado encorsetados (actuando, con la decoración, con las tramas, con los chistes). El hijo (Kico) me ha parecido, crecidito, el hijo de María Garralón y hermano de Eva Santolaria en Compañeros. A ver si saca la muñeca hinchable ya.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031