Gracias, Andorra. Gracias, Albania

Publicado por el May 21, 2006

Compartir


Viendo el Festival de Eurovisión cada vez me convenzo más de que tengo xenofobia. Es ver a todos eso extranjeros haciendo el panoli y darme un soponcio. Eso sí, mi xenofobia es discriminatoria (los alemanes, franceses, británicos o suecos no cuentan), me molestan sobre todo los países del Este. O no, la verdad es que no se salva nadie. Los suizos, que parecían Village People; los moldavos también tan variados; el de Israel (que era como el Frankie Avallon que se le aparece a Frenchy en Grease); el conjunto vocal de los letones, tan relamidos, con su muñeco y su corazón volador; los violines de las del coro sueco; los lituanos, para empezar a darles collejas y no parar (‘we are the winner of Eurovision’… marmolillos); los pupitres y las colegialas de guayominí, la peluquera francesa… Las Ketchup y su puesta en escena de danza contemporánea serían una birria pedante con aspecto de función fin de curso (y el realizador estaría para ahorcarse), pero dan cien patadas a la mayoría de concursantes. Vamos a ver, si algunos parecían los Happiness, y no estaban de broma. Para todo ese medio pelo, ninguno. O sea, las nuestras y Lordi,  los finlandeses escapados del bar de La guerra de las galaxias o de algún mundo raro de Babylon 5. Desde que el Festival de Eurovisión está hecho con molde y parece un formato (¿alguien es capaz de diferenciar los escenarios, los graderíos circulares, las banderitas de los últimos años?), desde que Eurovisión se escribe con corazón en lugar de con V (cuanto tontolhaba) la cosa se ha descarriado definitivamente. Es que ya ni como ejemplo de kitsch cuenta. El año pasado deberíamos haber mandado a Las Supremas de Móstoles y éste, a El Koala (con gallinas y todo como las que el viernes se cagaron y pusieron huevos en el plató de Ana Rosa). Me pasa con Eurovisión como con el odioso parchís. Me jode que me maten y no disfruto matando. Quiero decir, si ganamos un festival semejante (y me refiero a los últimos años) tampoco es para alegrarse. Y si perdemos es para fastidiarse y mucho. En fin, que ya saben que nos votaron Andorra (12) y Albania (2). Hay que fuck your self. Deberíamos despedirnos a la italiana. Lo mejor, Massiel en la tertulia (lo peor, Carlos Lozano, cielos). Discutían sobre  por qué ganan ahora determinadas canciones y sobre las puntuaciones. ‘Es que antes eran jurados expertos, en tu época y en la mía’, le decía a Salomé. Claro, eran expertos porque ganaron ellas, no te digo. Vaya, creo recordar que en el jurado español del año de Massiel estaba Natalia Figueroa.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031