Filete

Publicado por el Dec 26, 2008

Compartir


 


Iba a poner sólo el enlace al artículo publicado hoy en el periódico sobre la programación de Nochebuena, pero como no está en la web (sólo está el despiece de Guaypaut), lo copio. Ahí va el tocho, por mí que no quede:


Otra noche para el DVD


«El programa de Ana Rosa» (Telecinco) y «Tal cual…» (Antena 3) habían compartido a un señor que cortaba jamón. Y es que el jamonero siempre corta dos veces. Por la noche, «Raphael. 50 años después»  y el especial navideño de «Escenas de matrimonio» compartieron a Los chicos del coro cantando «El tamborilero» (no sé qué les impresionaría más, si la banda de Moreno o el de Linares). Y Santiago Segura fue compartido por «Escenas de matrimonio» y por «El Hormiguero» (en una grabación con el chucho Boliche). También es curioso que tanto en «Josema y Flo. Especial Nochebuena. ¿Y ahora qué?» (¿pero quién pone estos títulos) como en «El hormiguero»  hubiera alguien sumergido en leche. En la teoría del caos que parece la programación de Nochebuena siempre hay un toque de déjá vu de toda la vida. Unas variaciones con repetición. Unas pautas. Incluso en lo nuevo. Ahí tenemos a esa ortopédica pareja formada por Josema y Flo retomando la empanadilla. ¿Pero qué necesidad había? Es como atreverse a plagiar a Faulkner en «Amanece que no es poco». Y da igual si estaba la mitad de la empanadilla.


 


En cuanto a Raphael… Raphael es el besugo (o el pavo). Qué sabe nadie por qué forma parte del menú de Nochebuena. Es cierto que sólo han sido cuatro veces en los últimos siete años pero da la impresión de que lleva ahí el mismo tiempo que la Misa de Gallo.


 


Tras algún lamentable episodio de refrito a traición, este año (pese al tufillo a promoción de su último disco) TVE se lo ha currado más echando mano de las películas del cantante (el especial estaba dirigido por  Santiago Tabernero). El espíritu a lo «Cine de Barrio» (y la pantalla gigante) han servido para que Raphael no sólo cantara con su hijo, con amigas vivas (Alaska) o muertas (Rocío Jurado y Rocío Dúrcal) sino incluso con él mismo de joven. También es verdad que cantar con Enrique Bunbury es como cantar consigo mismo. Físicamente, Bunbury se parece ahora al feo de M-Clan. Químicamente, Bunbury es puro Raphael. Tal vez la pareja más compenetrada de la noche. Mucho más que Josema y Flo o que los simpáticos Edu Soto y David Fernández en «La Navidad Mola» (Antena 3).


 


En lo de Raphael, y ahí está parte de su encanto, siempre hay cosas sin pies ni cabeza (y no hablo de las peculiares y erráticas coreografías a dos). A ver, la primera pieza que se marca el de Linares es nada menos que «Cantares». No tiene ningún sentido cantar algo de Serrat para empezar si a continuación no va a salir Serrat (y era evidente que Serrat no iba a salir porque no es de la pandilla de Raphael). Caminante, no hay canciones.


 


Que Josema y Flo no son Martes y Trece no hay ni que decirlo. La asociación de humoristas que los ha unido (y que televisivamente comanda Gestmusic) tiene resultados irregulares. Quizá sobren el plató, los repetitivos planos de gente riendo (de esos que se graban a propósito con el público riendo falsamente), sus diálogos sobre el escenario o Josema haciendo de Zapatero (demonios, parecía Ibarreche). O quizá lo que sobre es el humor en Nochebuena. ¿Por qué hay que reírse en Nochebuena? En cualquier caso, tuvieron gracia los doblajes (fondo de armario que Flo se trajo de «El informal»), la recreación del acoso a Filete (Falete encarnado por Flo), el Jaime Peñafiel doble o Flo haciendo de Cleopatra sumergida en leche y echándose Chococrispies y cruasanes.


 


En «El hormiguero» fue Jandro el que se bañó (y casi se congela) en leche. Se encerró en una lechera como la de Houdini. El programa de Pablo Motos hizo lo de siempre pero con trama de Papá Noel y con muchos  invitados (todos de la casa). Bueno, y con el añadido de su propio anuncio de burbujas Freixenet (sólo por ver la cara de Flippy merece la pena). «El hormiguero» consiste en ver a gente adulta con bata blanca haciendo cosas de Quimicefa, hasta usando ácido sulfúrico, que encantarían a los niños (aunque el árbol de poliuretano salió un poco chungo y parecía la montaña de Richard Dreyfus en «Encuentros en la tercera fase»).


 


En Antena 3, antes de los zápines y después de «Los Simpson» (mucho más nochebueneros que Raphael) fue el turno de otra pareja: Edu Soto y David Fernández  (El Neng y Chikilicuatre). Si Josema y Flo habían homenajeado a Tip y Coll, Edu y David se pusieron los tiros largos de Faemino y Cansado para dar pie una sucesión de gags sin plató que tuvo sus momentos: el número de las siamesas, los dos pardillos anunciándose y el cortejo a María Patiño («Tú eres bonita como un caballo enano»). También destacaría a Edurne cantando el «You’re the one that I want» de «Grease» en español. Al oír lo de «aunque todo a ti te falle, mejor no te ralles» me acordé de por qué no voy a ver musicales con canciones traducidas.


 


El mundo del refrito llegó más tarde, tanto a Antena 3 como a Telecinco (en Cuatro siguieron con la gira de «Fama a bailar», con la actuación en Madrid,  y luego con la película de Alan Parker, que qué vieja se ve, cielos; cosa que no le pasaba a «Dos mulas y una mujer», en La 1).  Mónica Martínez, con fondo pop, era la presentadora del zapping «Lo mejor de cada casa» (de cada casa que no fuera Telecinco o TVE: había de casi todo, desde «Will y Grace» a mucho Juan y Medio). En un programa que duró hasta las tres y cuarto, pudimos ver a Ana Obregón disfrazada de Campanilla en «El patito feo». Carolina Cerezuela en el suyo sólo ponía imágenes de Telecinco. Y recientes. Un ranking que culminó con lo más memorable de la cadena en el 2008, que resultó ser la transformación de «Yo soy Bea», ese momento aunque la mona, etcétera con ventilador.


 


¿Lo más memorable de la noche? Nada. El mejor amigo del hombre que quiere ver la televisión en Nochebuena es el DVD. O el cable. O el disco duro. O la abstinencia. 


 


 

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2008

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031