El ex presidente y Mrs. Botella

Publicado por el Dec 20, 2006

Compartir



Me encontré por sorpresa a la pareja. Desayuné viendo a Ana Botella en Espejo Público. Qué poca gracia Arangüena, por Dios, cuando le dice que su hija es hija de Ana Belén y que, por tanto, ella es no sé qué de Víctor Manuel. Demonios, en todo caso sería hija de Joan Rivers porque Ana Aznar es clavadita a Melissa Rivers (de estas dos, de Joan y Melissa, voy a tener que hablar algún día). En fin, me voy un rato a hacer mandados y cuando vuelvo y pongo la tele me encuentro a José María Aznar en El Programa de Ana Rosa. Cariño, hoy vamos a la tele. No se contradijeron en nada. Eran como esas dos chicas que el otro día fueron a A tu lado a decir que Carlos Larrañaga las había acosado y mantuvieron la misma versión frente al detector y luego se abrazaron como si hubieran ganado un juicio por asesinato. Es una comparación absurda, lo sé, pero es lo que me ha venido al melón.


Susanna Griso preguntó a la concejal por el pelo de su marido (es cosa mía, dijo ella). Ana Rosa (con tirantes, como El buscador en las ediciones de mediodía) le preguntó al profesor de la universidad de Georgetown por su propia melena al viento (es cosa de ella, dijo él). Y que así era como lo tenía de joven y ahora que puede lo vuelve a lucir. Y yo me pregunto quién le impediría siendo presidente del Gobierno llevar el pelo largo. Porque, vamos a ver, si hubiera una policía del pelo, tendría que llevarse primero a Buteflika (por no hablar del presidente de Corea del Norte). Villepin lo lleva largo y mira qué guapo. Cuando Susanna preguntó a Ana si Aznar ayudaba en casa, la señora Botella contestó que sí y que, por ejemplo, antes le compraba todo y ahora él hace sus compras. Cosa que el comprador ratificó más tarde a Ana Rosa (él la llamaba Ana y la invitó a su casa). Es más, aseguró que le gustaba ir a las tiendas y que la gente ya no se asusta. Supongo que se refería a una reacción como la de la florista cuando Michael Douglas (antes de decidirse por un jamón de Virginia) intenta comprar un ramo a Annette Benning en El presidente y Miss Wade, esa deliciosa película escrita por Aaron Sorkin que es algo así como el germen de El ala oeste (genuflexión). Otra pregunta en la que coincidieron fue en la del estudio del inglés. El ex presidente del Gobierno dijo, humildemente, que se defendía. Su mujer, además de admirarse por su tenacidad, afirmó que ahora sólo lee en inglés.


Hubo un momento en que Ana Rosa y sus tirantes se dejaron de tonterías y empezaron a tutear a Jose Mari. No me extraña. Además de que un rato antes la había invitado a su casa a ver sus libros de poesía, probablemente era el tipo más simpático que había pasado por esos sillones del tú a tú. Un señor que ha sufrido un proceso de franriverización. La pregunta que nadie hizo fue si lo de ir los dos a la tele el mismo día fue casualidad. Y si El ex presidente y Mrs. Botella están de promoción. De ellos mismos, desde luego. Y otra duda que tengo es si puesto a elegir (antes de que Isabel Pantoja hubiera ido a hablar con Concha García Campoy, claro), si a Ana Rosa le hubieran dado a elegir, digo, habría escogido para el tú a tú a Aznar o a Pantoja, que tiene el pelo más largo.


Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031