El espíritu Homer

Publicado por el dic 25, 2007

Compartir


 


Lo malo no es que todas las nochebuenas televisivas sean lo mismo. Lo malo es que todos los que la critican (o amos, amos, amos, que diría la Esteban) acaben escribiendo the same thing año tras año. Y la misma vergüenza debería dar (nos)  una cosa que la otra.  Todos sabemos escribir la palabra caspa. Podría coger una crónica de hace ocho años y con unos ligeros retoques colarla como fresca, ya no digo del año pasado. Sí, vale, Raphael y bla, bla, bla. Y encima lo de anoche no era nuevo. ¿Pero y ese momentazo, otra vez, del Rapha y Adamo cantando Mi gran noche con menos sincronía que Lola Flores haciendo playback?


 


 Y si antes era Telepasión ahora es Telebailón o TVE baila en Navidad (lo de la Igartiburu fue un todo TVE hasta en el jurado, con Lorenzo Milá y Sergio Sauca barriendo no ya para TVE sino para Torrespaña, el colmo de la especialización, aunque ganó Mar Regueras y no María José Molina u otra del Pirulí). Y digo yo que se podían poner un poco de acuerdo. Si David Bisbal sale con la Igar (Aigar) a cantar que no salga también con el Rapha (reloaded), que es la misma cadena. Pero yo, como Will Smith con Hitler (que obviamente no había dicho lo que decían que había dicho), creo que la tele es buena persona. Que pone mierdecillas, vale, pero ¿y lo que nos reímos? El espíritu crítico está muy bien y no se puede uno borrar pero no es incompatible con el espíritu Homer a la hora de ver la tele (o sea, la tele es para pasárselo bien, no para sufrir, qué demonios).


 


 Ya empecé a reirme por la tarde con una entrevista de María Patiño a Concha Velasco en lo de arroz a tres bandas. Qué pelotones. La conversación debió de montarla un mono con una ballesta. Se ve a Concha Velasco jugando en la mano derecha con un trapo marrón. Y al cabo de un rato la Pati le regala un camisón marrón (que hay que tener narices, ¡un camisón marrón!), justo el que ya habíamos visto antes. Ahora ya sabemos qué era. Con un par. Y luego la clase de deontología. Letrerón en el que se lee “El sexo me da asco”. Y oímos a la Velasco: “No digo que me dé asco pero la verdad es que el sexo no me interesa”.


 


 Por la tarde también estaba Juan y Medio. Pero es que el programa estrella de Antena 3 por la noche, Somos la Ñ (de chistes, de chiste), era de él y, tras un intermedio de Delirantes 2007 (vídeos) con Pepe Ruiz y Marisa Porcel (pepayavelineando, aunque tuvieran los nuevos nombres que les han dado en protección de testigos para La familia Mata), el refrito de madrugada también lo presentaba el tío alto de Antena 3 (era de vídeos de niños, y qué mono el anuncio de Aerolíneas Argentinas con el mengajo, mucho más mengajo, de Hermanos y detectives).


 


 En Escenas de matrimonio apareció Lina Morgan (tremendo chaquetón de piel, era como la pantera rosa cuando se mete en la lavadora pero azul). Y su cara de éxtasis entre los niños cantores venidos de El Escorial era para nota (los críos habían venido con el calvo que hablaba rápida y robóticamente en Aquí no hay quien viva.). En realidad lo que me habría molado es que José Luis Moreno molido, y como prueba de vida, nos hubiera deseado Feliz Navidad.


 


En La Sexta teníamos a Buenafuente, con un monólogo de fiesta y recordando las grandes frases del año: “Me llamo Josep Lluis aquí y en la China Popular”. Y dice BF, “Claro, ¿o es que a Demi Moore la vamos a llamar Dame Más?”. Le trajeron al Neng para la entrevista de La venda (a la tercera lo adivinó). La primera pregunta fue: “¿Viene travestido?” Y El follonero, que hacía de Corbacho, repetía “transvestido”, que lo dijo varias veces el tío.


 


 En Cuatro, después de El hormiguero, Eva Hache. Quequé volvió a poner mensajes de Navidad, con especial dedicación al de Fraga echando broncas a todos por moverle la cámara y el autocue. Y de los guiñoles, especial mención a Zelebrities, con Zapatero hablando con el tono y acento de Joaquín Reyes y diciendo ‘a cascoporro’. Los de Hache se lo curraron. Con la lista de los 40 y con esos vídeos de series. De Queer as folk y de Medium, éste con Julián Reyes zumbándose a Patricia Arquette.


 


 Si Telecinco tiró de CSI Miami (prefiero a Raphael antes que a Horatio de aquí a Miami) después de los matrimonios, La Sexta lo hizo (después de Buenafuente) de Earl. Lo más divertido de la noche. Por Jaime Pressly riéndose de Marlee Martin cada vez que ésta hablaba. Por Randy (sí, ya sé que mezclo personas y personajes)  lanzando los zapatos en el aeropuerto cuando le dicen que se los tiene que quitar por si llevan explosivos. Y por los anuncios en los intermedios. Sobre todo el del Jes-Extender, ese aparato “cómodo y de fácil uso” que Vampirella anuncia para alargar el pene (el dibujo del artefacto colocado es tronchante, es como si la llevaras en cabestrillo).


 


 Y menudo rollo he soltado. Y eso que me dejo muchas cosas, como a Lola Flores en La Clave de las folclóricas (en el refrito de Delirantes 2007) sentada al lado de un gordo Vázquez Montalbán con la clásica frase de “voy a pedir que me la metan en la caja….. la bata de cola”). Y no me voy a olvidar del más clásico de los clásicos de Nochebuena. Podrá pasar Telepasión, algún año podrá faltar Raphael, pero lo que no falta (ni falta que yo lo diga) es Milagro en Evergreen Terrace y Bart quemando el árbol de Navidad. Luego hubo episodio nuevo, pero lo importante para saber que es Nochebuena es el discurso del Rey, ese episodio de Navidad de Los Simpson y la Misa del Gallo desde la Basílica de San Pedro (y aquí a veces cambian de Papa).


 

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2007

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930