El ‘canjuro’ de las necias

Publicado por el Dec 14, 2009

Compartir

 

Entre las cosas que hacer al mediodía del sábado no puede estar ver Vuélveme loca en Telecinco. Supongo que ese horario será un campo de pruebas y que en el fondo siguen haciendo pilotos a unas horas en que nadie ve la tele. Es que el espacio ni siquiera está en la web de Telecinco (y juro que, en ‘otros’,  están hasta Las gafas de Angelino). Al menos ‘a día de hoy’, como dicen en las tertulias. Poco se puede contar del programa, pese a su duración. Dos presentadoras (Patricia Pérez y Celia Montalbán, lo menos malo de todo); mucho uh, uh, uh y cámaras que se mueven a ritmo espasmódico; cosas de otras teles (de Letterman, al que luego le introdujeron a Chiquito); mucha infografía del tipo de la última etapa de CQC (cuernos a Indhira llamando zorra a Carol); una famosa y tarada vocecilla masculina de locución; reportaje/búsqueda del novio ‘guarrillo’ de Indhira por Málaga, y mucho zaping.  Con añadidos, como invitar a Jorge Javier para recordar ese día en que saludó a uno del público de Sálvame (aquel que era como una  mezcla entre Mario Vaquerizo y el cura rockero). O recordando a las divas del tv call. O sea, Aída Nízar y Begoña Alonso (ésta cuando pedía nombres de animales –ya tenía cerdo y conejo–, le dijeron canguro y escribió canjuro). Formaba parte de un ranking. Un ranking, señor. Ah, también está Don Mauro, ese tipo despeinado. En general, una tontuna río sin gracia alguna. Y me parece más grave la duración que la falta de gracia.


Incluso Estás invitado (el especial de El diario, en Antena 3), de malo que es, tiene su aquel.  Reencuentros, tías percal, lloros, reproches, pruebas de ADN…vamos, lo normal para un perro. Se trata de reunir 48 horas en una casa grande (u hotel pequeño) a diez personas relacionadas entre sí. Desconocidos con cosas en común.  Lo normal es que una chica buscara a su padre.  Tronchante ese letrero enorme en las puertas de las habitaciones que compartían de dos en dos. Ponía ‘Habitación’. También para nota, en el apartado de dirección artística,  el juego de los marcos de fotos sobre pared verde, en tono Cluedo. Primero con los participantes solos, luego con los participantes relacionados juntos y, más tarde,  con los marcos vacíos cuandro Sandra Daviu se despide. Sandra Daviu es muy grande (la mayor bitch de la tele junto a Emma García). Cuando llora con los reencuentros familiares mola, y cuando lleva a una mujer hecha una furia en una furgoneta camino de su marido infiel (‘¿Eres feliz? ¿Has sido feliz?’. ‘Hay de too’), y también cuando escucha historias inverosímiles y hace como que se las cree. Qué tiempos oscuros cuando acompañaba a Marisa Abad en la lotería de Navidad, con lo que esta chica tenía que dar de sí.



Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2009

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31