De no reír y de pasar miedo

Publicado por el Apr 15, 2006

Compartir

Anoche vi el debut de Cristina Almeida en El club de Flo. No fue que cayera en laSexta haciendo zapping. No. Lo vi adrede. El otro día echaron a Poli Rincón (me parto, me parto, mal rayo lo parta) y había que buscar sustituto. De madrugada tuve problemas estomacales pero creo que no fue por la Almeida, aunque maldita la gracia. Como era su primera vez, el monólogo versaba sobre la abogacía. En mi vida he oído algo más desaborío. Y contado con menos arte. No te rías que es peor (y, además, imposible). Ella misma decía que qué vergüenza. No me extraña. A su lado, Urdaci es Lenny Bruce. A la poca gracia de lo que le habían dado para recitar (que den la cara los guionistas, para bien y para mal) se unía la práctica ausencia de voz. A mí me gustaría saber por qué alguien con una profesión digamos ajena al espectáculo (aunque no sé, no sé, ¿a qué viene que una de sus colaboradoras diga quiénes son sus clientes?) se presta a hacer el ridículo así. No digo yo que en la megatertulia de Hermida, aquella donde Celia Villalobos enseñaba jamones cruzados, no se hiciera el ridículo, pero esto es otra cosa. ¿Por dinero? ¿Para captar clientes? ¿Por qué por qué los domingos por el fútbol me abandonas?


l Anoche vi la entrevista completa de Quico Rivera Pantoja (el artista antes llamado Paquirrín) en ¿Dónde estás corazón? La entrevista, cuyo avance provocó la semana pasada la intervención telefónica de Isabel Pantoja (menos antológica que la que hizo a Canal Sur pero potente) era de chiste. Digamos que no la van a editar en DVD como las de A fondo. Perpetrada por Gustavo, el fotógrafo más dicharachero de Barrio Sésamo, dudo que se le pudiera llamar entrevista realmente. Fue más bien un fotomatón con sonido, con un tipo de piernas abiertas, gorra, cubalibre, cigarrito y un don de palabra nada envidiable. Lo mejor fue cuando el zagalón citó a Doraemon como referencia cultural y cuando dedicó unas palabras (poca cosa, envidiosa…) a María Patiño, ese extraño ente que hace su aparición de perfil, casi en twister, los viernes por la noche en Antena 3 y que de pronto se transforma en Mr. Hyde (versión Pato Lucas). A mí me da mucho miedo y creo que fue ella la que me provocó los dolores intestinales de madrugada. Aunque Gema tampoco es manca. La lástima es que ambas no sean mudas. También tuvieron al chófer de Encarna Sánchez (éste en plató). Que no iba a explotarlo sólo Telecinco. De todas maneras, en el negociado Encarna Sánchez, nada como el programa del viernes pasado, con Peñafiel defendiéndola, con Villacastín regañándole con razón, con Mariñas metiendo el dedo continuamente o con Chelo García Cortés de enterada. Y lo mejor, con Patiño, Gema y Gustavo calladitos (Montero es otra cosa).

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031