Cuando las promos son spoilers

Publicado por el Jun 3, 2009

Compartir


Dos cosas sobre el cierre de temporada de Hospital Central. Una, si se pretende mantener algún suspense sobre el fin del capítulo no tiene ningún sentido que en las promos de varios días veamos a Vilches en el cementerio con su nuevo peinado y diciendo lo (bastante ridículo) de ‘Vuelvo al Central’, exactamente lo mismito del martes. Nada más.


Siguiente. Si se pretende alguna suerte de cliffhanger con el salto al vacío (guiño al título de Daniel Calparsoro, nueva estrella de la producción televisiva y marido de Patricia Vico) tampoco tiene sentido alguno que tanto el grito de Maca como el salto lo hayamos visto asimismo en las promos. Se supone que se trata de enganchar al espectador con avances, no con las secuencias completas o con lo más importante de éstas.


 Bueno, y tres (porque no me resisto): el grito de Maca al ver a la loca de atar y a Esther en la cornisa es para darle una paliza. En semejante situación, ninguna persona sensata (y Maca es malafollá pero no idiota) haría algo así, por mucho susto que se lleve, para molestar a la chiflada de Bea, que lleva a la otra de la mano al borde de pegarse un castañazo (no creo que deba avisar de spoilers cuando la trama, como digo, se ha reventado en los avances). 


 Ay, y cuatro. ¿Maca no era pediatra? ¿Por qué hace legrados y se ocupa de asuntos ginecológicos? Vaya, si me acelero, sigo con mis dudas de Hospital Central (me genera tantas preguntas como Perdidos y Joaquín Prats; domonios ¿pero es verdad que sale con Yola Berrocal?). Pero ya es la última y no tiene que ver con el último capítulo: Cuando estuvieron separadas Maca y Esther, ¿los tres hijos vivían juntos? ¿Pedrito también vivía con Esther? ¿Y lo de la madre de Esther se va a solucionar algún día? (la actriz Carmen Rosi se murió pero la madre en la ficción no, aunque, claro, no sale).


Y otra cosa de ficción extranjera de la buena. House of Saddam, cuatro magníficos episodios de una miniserie (así que no cansa) que hoy estrena Canal Plus. Áltamente recomendable y adictiva, aunque esté llena de tíos feos con bigote. Como en las mejores series de cualquier época, el protagonismo es de una familia de pajarracos (como Yo Claudio o como Los Soprano y aquí hay sociedad de lujo entre BBC y HBO; y los festejos familiares tienen ese tono padrinesco que tan bien queda en la otra BBC: bodas, bautizos y comuniones). Está en Canal Plus, está en Amazon (y con subtítulos en español) y supongo que estará donde siempre. Don’t miss (viendo maravillas como ésta luego se puede disfrutar igual de Sonia Monroy en La noria sin cargos de conciencia).

Compartir

Siguiente

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2009

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031