Crimen, castigo, motín y el misterio del mechero en el condón

Publicado por el Jun 7, 2006

Compartir


Desde el mítico ‘Sole que te meto con el mechero’ (ay, Arús, Arús, qué tiempos aquellos y no estos que no hay quien los entienda), no había tenido un encendedor tanto protagonismo en la tele. Eso sí, yo no sé si lo del mechero como material de contrabando en la isla es verdad o un animador sociocultural puesto por Telecinco para dar vida a la cosa. Porque menudo aburrimiento lo de Supervivientes. Ni siquiera las tetas de Pipi (oye, tío, yo de ti me operaba esas protuberancias) me distraían ya en los últimos días. Vamos, y va el tío, ya expulsado,  a la playa de la Russo y prentende quedarse. El primero que lo intentaba. Amos, anda, a mi Russo Muslos Prietos me la dejas allí con su coco (que más que el balón de Tom Hanks en Náufrago se parece a la cabeza reducida que repugna a Eleanor Parker en Cuando ruge la marabunta) y la foto de su marido (el amor es ciego y su contrario, una mezcla entre Giorgio Aresu,  Hulk Hogan y el príncipe de Beukelaer). El episodio mecheril nos ha permitido ver la antipática cara de Jesús Vázquez como estricto gobernante. Aunque vía satélite, no cara a cara como lo de Paula Vázquez con la pobre y hambrienta Verushka. Claro, que ninguno de los dos es The Closer, así que hacen cantar poco. Allí, en esa cueva que parece Fraggle Rock, interrogó sobre el mechero en el condón a todos. ¿Qué sabes de un mechero en la playa? Aída, fetén. Si mentía afirmando ignorarlo todo, lo hizo mejor que nadie. Ángel, un chivato. Pipi, cara de tonto (‘que venga el CSI y busque huellas’). Marta, graciosa (‘¿No me digas que tenemos un mechero de regalo?’). Jesús de Manuel, en su línea fresón (el masculino de Fresita). Bueno pues que el programa decide castigarlos por ese delito de lesa majestad. Por haber introducido un mechero. Y lo hace quitándoles las cerillas y apagándoles el fuego con una olla de agua. Aguafiestas. Ángel y Aída, como cabecillas del motín, dicen que se van del programa. Y todos los secundan. Y la gala, que se acaba, con los faldones de publicidad ya pasando (vestuario de Jesús Vázquez, Red Valentino). Uy, que se anima el muermo (¿se imaginan que se van de verdad?). Pero, nada, el programa hace una concesión: que pueden recuperar el fuego en la próxima prueba de recompensa. Y se queda ahí el plantón. No hay buevos. Me temo que esto no se levanta ni con mecheros en condones. Y mucho menos estando en otra cadena Gabrielle revolcándose con la pérfida hermana Mary en Mujeres desesperadas. (Ah, esos anuncios de Kellogs en blanco y rojo que ponen entre Con dos tacones y la serie americana, donde me ha parecido ver a Andrea Bronston, son insufribles; me paso a Golden Graham, que lo sepan). También es mejor ver al imbécil de House dejando a Stacy (a mí es que lo que más me gusta de House es Sela Ward). Samantha Fox con Arús se podía obviar (qué mayor, qué mayor). Lo de Supervivientes se completa en TNT con esta cuadrilla de contertulios. Pasen y vean: Kiko Matamoros, Enrique del Pozo, Inma de GH (lo peor de lo peor de lo peor), Temprano y Aída Nízar. Que, anda, hija, no sé si es que desayunas bocadillos de tocino con manteca, pero hay que ver cómo te has puesto. A ésta hay que mandarla unos meses a la isla. O unos años.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31