Cinco horas con Mayte

Publicado por el May 30, 2007

Compartir


 


En Antena 3 han debido decirse que por qué no podían tener ellos su Hormigas blancas (o su Gato apestoso, smelly cat, smelly cat). Eso sí, les ha salido más caro porque en lugar de revivir el Sal y Pimienta o el Garbo y retribuir colaboradores han tenido que pagar a Mayte Zaldívar. Para, atención,  Mayte Zaldívar. La confesión. Lo más divertido ha sido la promoción que llevan desde el viernes pasado del gran documento. Por la tarde, el programa de Cantizano (En Antena) había invitado a Creíble Patiño (La Entrevistadora). Estaba hablando Miguel Temprano de no sé qué y partieron la pantalla para poner un letrero: ‘María Patiño está llegando a Antena 3 dispuesta a desvelar todas las claves de su polémica entrevista a Mayte Zaldívar’. Y se veía a Creíble Patiño caminando a cámara lenta. De partirse el pecho (además de la pantalla).


 


  El programa en sí ya era de campeonato. El grafismo parecía de detergente ficticio en sketch de Martes y Trece, lo que se acentuaba por la chaqueta y camisa blancas de Óscar Modrego, el cargante chico Campos, que hizo de presentador del invento (hizo de Jorge Javier). La chaqueta blanca tuvo que cambiársela en directo (vino una azafata con una oscura y se llevó la blanca). Había también un MZ como una mosca que daba vueltas en la parte superior derecha de la pantalla mientras Patiño y Zaldívar hablaban. ‘Debo una explicación’, decía la rubia, como si fuera Pepe Isbert en Bienvenido Mister Marshall.


 


De traca, las cortinillas. Eran el famoso letrero de la entrada de Marbella que se convertía en Zaldívar. Que si los sobres, que si la Pantoja, que si yo no he sido prostituta. En este apartado tuvo lugar una de las grandes frases patiñianas (‘Yo pienso que no hay un origen humillante, que lo humillante es no reconocer los orígenes’). Pero el contenido de la entrevista (cinco horas dice que duró la charla, cinco horas con Mayte) me trae sin cuidado. Sigo con el Gato apestoso. Óscar Modrego va y dice: “Hoy es una noche realmente importante e invitamos al juez Torres a que se quede hasta el final”. Sí, a verte a ti, no te digo. Claro, que mejor fue cuando pusieron un fragmento de la película Hold Up. Instantánea de una corrupción, donde una joven Zaldívar enseñaba las tetas. Según Modrego, íbamos a ver “un top less íntegro”. El concepto íntegro debe venir a cuento porque enseñaba las dos tetas.


 


Pero hubo otra perla. De pronto, como si hubiera tenido una idea genial espontáneamente, suelta: “Me van a matar ahí arriba pero se me ha ocurrido que podíamos preguntar a los espectadores quién va a entrar a la cárcel, si Zaldívar o Pantoja” (aproximadamente). No había terminado de articular la frase cuando ya inundaba la pantalla un faldón sacaperras con los dos nombres y dos 905. Y él va y se sorprende de lo rápidos que son sus compañeros.


 


En fin, un mojón del tamaño de un camión. “Para gente como tú” es el último eslogan de la cadena. Será para tu padre. No sé, creo que si The Last Interview with Dennis Potter es una de las entrevistas que más influencia ha tenido en el lenguaje televisivo, Maite Zaldívar. La Confesión debería ser también un hito. Debería ser una especie de salto del tiburón en este tipo de programas. Pero no caerá la breva.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2007

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031