Aída, sólo en fast forward

Publicado por el Apr 14, 2008

Compartir


Las promos del capítulo de ayer de Aída ya habían provocado alguna queja (cosa que tampoco tiene mucho mérito porque siempre hay alguien dispuesto a quejarse de cualquier idiotez; hasta se quejaron del título El síndrome de Ulises…). Y eso que entre los chistes de negros sólo se habían oído los siguientes:


1) Mirando al niño de Luisma y Macu.


Chica: Ay, qué mono.


Luisma: No, es un niño, pero es que es negro.


 


2) Otra chica con Mauricio (que utiliza al niño para ligar)


Chica (tomándolo en brazos): Me parece que tienes que cambiarlo.


Mauricio: No, si es que ya no quedaban blancos.


 


Y a continuación, cuando Mauricio echa un vistazo al pañal:
‘Qué cagada, por Dios, si parece que le ha salido un mellizo’.


Uno mucho más blanco: Cuando Luisma se lleva al niño a la calle, Macu le dice que no tarde mucho, que cuando anochece ya no se le ve.


Estos dos últimos, el de la cagada y el de la anochecida, no estaban en la promo, así que una vez visto el capítulo (y lo vieron más de seis millones de personas) habrá mucha más munición con la que escandalizarse. Quizá el problema no son los chistes (que no creo que sean racistas, sólo brutos y, desde luego, gracioso, aunque esto es muy personal y habrá gente a la que no le hagan gracia) sino la acumulación de los mismos, porque parecía un maratón temático.


 Pero de todas maneras (aunque fue difícil superar los avances), el episodio tuvo algunos otros puntazos, como el ‘Santo es el Señor’ de Aída cuando está en yoga. O Macu viendo la tele: ‘Corre, Jonathan, que ya están los zombices, que van con toa la cara desconchá, podría y llena de granos’. O el final con Luisma creyéndose un muñeco. Pero no me cabe en la cabeza que se pueda aguantar una serie tan alargada artificialmente (por la avaricia aceptada de las televisiones españolas).


 Aída sólo se puede ver en modo Fast-Forward. Y después de Cinco hermanos (en Fox), una de las pocas series a las que les quedan capítulos pre huelga (y aunque se oiga a Celine Dion cantando). Ayer Ken Olin (el productor ejecutivo y marido de Patricia Wetting) se puso otra vez delante de la cámara. Desde luego, su mujer se conserva mejor. Claro, que siempre es peor lo de Chevy Chase. ¿Cómo se le puede poner a uno cara de cerdito con los años? Qué gracia cuando desaparece y Nora dice ‘Parece que he perdido a mi cita. Me gustaría saber dónde está Holly Harper’. Mujer, una cosa es que te robe a Peter Coyote, pero a ese hombre-cerdo, por Dios.


(Esto es off topic, a no ser que pensemos en los personajes televisivos de Pepe Sancho, ahora el de Plan America, y en los de Galiardo, con El Chepa por delante, pero es lo más divertido que he leído en mucho tiempo.)

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2008

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031