Absolutamente Horrorosas (las otras)

Publicado por el dic 16, 2006

Compartir


Llevo un par de días echando un vistazo al 24 horas, como dice la Milá, y parece que Mimi se ha recuperado del disgusto del jueves. La salida de Mamen de la casa de Gran Hermano fue digna de formar parte de los mejores momentos  (o los peores, según se mire) de GH. También habría que rescatar la pieza del plató cuando Gema dice a Mamen que no quiere besos de Judas. Esta Gema es de lo más zoquete que ha pasado por la tele; allí agarrada a Kiko parecía el original tenido en cuenta para la Bárbara de Yo soy Bea (o, mejor dicho, para la peliteñida de Betty la fea).


 Si esa pareja cómica formada por Mimi y Mamen (es que hasta los nombres juntos suenan a chiste, como Pin y Pon o Epi y Blas), si esa pareja, continúo, estuviera formada por mujeres, digamos, homologadas por algún organismo oficial, yo me habría echado a llorar ante tanto dramatismo y grito a distancia. Vamos, que era como La decisión de Sophie, cuando Meryl Streep se decide por su hijo y tiene que dejar a la hija. Con la diferencia, claro, de que ninguna de estas pintorescas personas es Meryl Streep (anda, pero ya me gustaría a mí ver a la Streep imitando el acento de Jaen; sí vale, el polaco le saldrá bien, pero no es lo mismo). Ya sé (atención, va algo nuevo) que ahí-dentro-se-magnifica-todo. Ah, perdón, creía que era un concurso de obviedades, es que soy muy competitiva, como diría House (capítulo 10). Qué pasa, el otro día mi adorada Ana Blanco soltó, con un par, que los Globos de Oro están considerados la antesala de los Oscars. Esto sí es original, eh. Bueno, pero estaba con Mamen y Mimi. O sea, con Absolutamente Horrorosas.


 Siento hacer el juego de palabras tomando en vano la serie de dos divinas como Joanna Lumley y Jennifer Saunders, pero no lo he podido evitar y además me sirve para dejarlas y de liason. Para compensar (y porque aquí lo que nos gustan son las series, para qué nos vamos a engañar). Ante tanta producción nueva, voy a tirar un poco de los clásicos (de los clásicos modernos, claro). De Absolutamente Fabulosas. De Eddy y Patsy. De AbFab. Es una debilidad. Absolutamente Fabulosas es todo eso que tantas sit coms habrían querido ser pero no han tenido las narices. Narices que sí tuvo Jennifer Saunders al escribir esos dos personajes. “Intento hacer a todo el mundo lo más negativo posible”. “No encuentro la gracia a un carácter positivo” o “He compactado todos los vicios en esas dos personas…Son repulsivas y horribles…Intento hacerlas peores y peores porque a la gente le encanta eso”. Borrachas, obsesionadas por las famosas (sobre todo por Joan Collins, Ivana Trump y la Princesa Diana), en sus escasos momentos de sobriedad, Eddy es una publicista de moda y Patsy edita una revista. Engancho este blog de otro admirador de la serie. Un fanático con mérito (no como yo, que soy una diletante). El es tío (o tía) que ha hecho los subtítulos en castellano para la mula (la serie también está en DVD pero sin subtítulos). Igual que Holden Caulfield se pregunta a dónde van los patos del lago de Central Park en invierno, yo me preguntaba quién demonios hace los subtítulos de las series colgadas en la red. Por lo menos tengo alguna respuesta.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« nov    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031