A real prison break

Publicado por el Jun 2, 2008

Compartir


 


Jaime Cantizano se excusó mediante comunicado en persona para no participar en el segmento de ¿Dónde estás corazón? en el que se iba a hablar de su asuntillo con Los Miami. Debe de ser la primera vez en que un protagonista de DEC no aprovecha el filón y se queda sentado fuera con planos de escucha y espera antes de irrumpir en el plató como estrella invitada de su propio programa.


En La Noria tuvieron un debate sobre Livia la fantástica,  con Terelu de madre coraje (con los niños, y con su culo, no se juega). Luego hubo otro sobre el juicio Gallardón-Jiménez (sufro por Enric Sopena, siempre al borde del infarto; a veces habla como Stevie, el amigo en silla de ruedas de Malcolm). En lo de Ana, lo mejor, la aparición estelar, en vídeo, de Belén Esteban, según vi ayer en Está pasando (mira la niña de La Moraleja..). Una aparición semejante tiene la importancia de la de Alexis Carrington en Dinastía. Éramos pocos y parió ¿Me entiendes?


(Kit Kat. El jueves pasado, en una mesa redonda sobre crítica de televisión en el Festival de Islantilla, alguien en el coloquio abogó por ‘programas serios como La noria‘. Es la cosa más shocking que he oído en mucho tiempo. Luego me enteré de que parte del público estaba compuesto por población reclusa de relleno, cosa que no sabíamos antes. Dimos gracias a Wenworth Miller por no haber sacado el tema Prison Break y haber puesto verde a los presos o algo así. Y, bueno, me imagino a la gente en la cárcel los sábados por la noche viendo La noria, ese programa serio, y echando el ojo a Terelu o a la Durán, que todavía anda conspirativa, y me da mucho qué pensar. Fin de Kit Kat, que más bien ha sido un Toblerone, pero de esos gigantes que venden en los aeropuertos y que parecen las pirámides en fila.)


Aunque parezca mentira, hay espacios Miamis Free. Y qué bien, que haya vuelto Cinco hermanos (los domingos no eran lo mismo) con ese episodio que era de antes de la huelga y que Don Primero en Fox se guardó porque sí.  Pero iba a otra cosa, a Informe Robinson, que recuperé ayer en una de las multidifusiones. Fantástico. Fantástico. Algunos no necesistamos que nos calienten para la Eurocopa, pero vaya. Con Arconada hablando del gol de la Eurocopa del 84, con Platini diciendo que le habría gustado meter otro gol y no ese churro. Con Panenka (y ese Robinson: ‘Qué fácil es hacer el ridículo. Yo tengo mucha experiencia’, cuando pusieron a tipos que habían intentado el penalty Panenka para casi chufla del portero agarrando el balón como si hubiera chutado su hijo de tres años). Con el equipo danés de la Eurocopa 92. Con Gus Hiddink (el multiseleccionador, actual entrenador de Rusia, nuestro primer rival) hablando del, para nosotros, maldito partido contra Corea. Con Fábregas y su amor por Little Britain (y su amistad con Matt Lucas).


¿Por qué la gente se empeña en hacer programas de plató cuando lo bueno es prescindir del mismo? Me encantaba Robinson en el Mundial del 90, en aquel grupo de Cerdeña, donde él y Luis Fernández formaron la pareja más chistosa de la tele antes de Matt Lucas y David Walliams. Luego llegó El día después (al principio, bien, pero luego el plató y tipos como Ramos Marcos lo echaron a perder y se convirtió en algo vulgar). Pero Informe Robinson, sobre todo este del que hablo, redimen de cualquier tontería anterior. Qué ganas de que empiece ya la Eurocopa.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2008

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031