A mí me gustaba Miss Soria (que es de Hellín)

Publicado por el abr 3, 2006

Compartir

El otro día en el nuevo programa de Wyoming en laSexta estuvo Luis María Anson (por cierto, que Urdaci en el suyo no lo hizo mal del todo, aunque la payasa mayor sigue siendo María del Monte; pero Urdaci es un tío con sentido del humor que se ríe de sí mismo: ‘La gente cree que los presentadores de telediarios no tenemos piernas. Luego, cuando dejas la tele se empeñan en buscarte trabajo. Oye Urdaci, tú que tienes piernas y sabes deletrear tan bien, ¿por qué no te haces cheerleader?’). Pero vuelvo al former presidente del jurado de Miss España (lo echamos de menos).  Sofía Mazagatos y María José Besora le hacían preguntas (de guionista, claro, y cuando Anson le dijo a Marisofi que no había estado fina en una pregunta, ella soltaba que había que darle un toque al guionista, con todo el morro). La actuación de ambas como entrevistadoras era del todo patética. Sufro por ellas, igual que por las pobres concursantes de Miss España, sobre todo por esas que son tan feas (no voy a nombrar a los adefesios, aunque alguno se me haya aparecido en sueños esta noche, pero me da la impresión de que el Tomate se va a hinchar). Increíblemente, la gala del certamen fue lo más visto de la noche (Silvia Jato, ¿pa esto te has ido a Telecinco?). Aparte de la cascada de publicidad de ese lugar de espanto que es Marina D’Or y de otras cosas (de lo que se encargaba Eva González en sus sets) supongo que el largo programa se aguanta por lo que tiene de cruel y de cursi de toda la vida. Y de perete. El marco incomparable, las sillas vestidas de los espectadores, parte del jurado (¿qué demonios hacía allí René López de Haro?), Idoia Bilbao (como si no hubiéramos tenido bastante con la gran actuación que tuvo el sanedrín de Salsa Rosa contra Pipi Estrada, que les dio cien vueltas a todos),  la publicidad de Teleno en la molla púbica, las caras de decepción de las eliminadas (lo mejor era que tenían que aplaudir cuando le decían que no estaban clasificadas), los tremendos  planos de las familias…  No sé, había de todo. Silvia Jato y Oscar Martínez, bien, sin estridencias (él, de terciopelo, con la que está cayendo). Bien, para lo que era.  ¿Pero cómo es posible que Miss Málaga estuviera llorando ya antes de oír su nombre? ¿Premonición? Ay, qué tensión. Pobres chicas. Sobre todo las feas, con todo el mundo viendo lo espantosas que eran. Desde luego, estética anoréxica no había. Quizá estética celulítica y blandengue en algunas. Y en otras un cuerpazo de morirse.  Menos mal que luego mejoran, cuando no van vestidas de Miss (sólo hay que ver fotos de cuando no llevan el recogido para corona móvil y orejas de soplillo). Esta fiesta sí es para feas. Y yo que me alegro.

Compartir

ABC.es

Enciende y Vámonos © DIARIO ABC, S.L. 2006

Me gusta la tele. ¿Es grave, doctor? Bitácora de filias, fobias, entusiasmos, decepciones o cualquier otra cosa vista en la pantalla o leída por ahí. Y tengan cuidado ahí afuera. Más sobre «Enciende y Vámonos»

La entrada más popular

La máquina de Belén

77... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930