Loyola Economic Outlook Primavera 2016

Publicado por el 29/06/2016

Compartir

Por Manuel Alejandro Cardenete – Catedrático de Economía y Presidente Asociación Andaluza Ciencia Regional

La recuperación y estabilización de la economía mundial continúa, aunque aún presenta tasas reducidas y muestra signos de cierta fragilidad. Y es que los acontecimientos no están evolucionando tal y como muchos esperaban. Llevamos casi dos años con expectativas de que la recuperación se consolide, pero ésta, lejos de hacerlo, pierde vigor y presenta todavía bastantes dudas. El crecimiento ha perdido algo de impulso en las economías más avanzadas, y las economías emergentes y los países de bajo ingreso continúan enfrentando adversidades de diverso tipo. En definitiva, la crisis no acaba.

No se están produciendo cambios relevantes en aquellos factores que determinan un entorno de bajo crecimiento, caracterizado por la creciente incertidumbre y una mayor diversidad de fuentes de riesgo potenciales. Por lo tanto, la proyección de escenarios de crecimiento más débil está cobrando fuerza. Hechos que ilustran tal circunstancia serían, por un lado, la consideración que está haciendo la FED de los riesgos bajistas y, por otro, que la política monetaria continúe siendo bastante acomodaticia en las economías avanzadas, aunque con desplazamientos asimétricos de su orientación.

En el futuro más inmediato, la mejora del contexto económico internacional va a depender, entre otros factores, de la evolución del comercio global (las exportaciones de bienes caen un 15%, desde mediados de 2014, y las exportaciones de servicios descienden el 14%, debido al menor crecimiento de la inversión en las economías de mercados emergentes); de las dudas sobre determinados elementos de tensión en Europa (la incertidumbre geopolítica, el terrorismo, las olas de refugiados, el “Brexit” o el pago de la deuda griega); de las recesiones de Rusia y Brasil; del comportamiento de la economía china; del elevado y creciente nivel de deuda global; del retorno de las turbulencias financieras o de una posible desaceleración de la economía estadounidense, aunque no existen indicios claros de que esto último vaya a materializarse.

En lo que a la Unión Europea se refiere, los datos publicados tanto para el primer como el segundo trimestre de 2016 apuntan a una expansión moderada aunque estable. Y es que las economías de los países de la UE no acaban de arrancar debido a la baja inversión, al alto nivel de desempleo y a una cierta miopía política para propiciar la recuperación.

 

De acuerdo con las previsiones del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía (Loyola Economic Outlook), la economía española crecerá, en el conjunto de 2016, un 2,8%, lo que supone tres décimas más de lo que preveíamos en nuestra edición anterior. En cuanto al segundo trimestre (T2) del año, el PIB aumentará un 0,7% y, en el tercero (T3), un 0,6%. Referente a la evolución de la tasa de desempleo, en el T2 se proyecta una disminución del 6,8% y en el T3 del 6,2%, situándose la tasa de paro en el 19,5% y 18,3% respectivamente. En cuanto a la evolución del IPC, nuestra previsión apunta, para el T2, un avance de los precios del 1,1% y una caída del 0,7% en el T3. Cabe señalar, que en esta edición se añaden dos nuevas variables: consumo de los hogares e inversión bruta de las empresas. La variable consumo de los hogares está muy alineada con el PIB, con lo cual nuestra previsión para T2 y T3 es de 0,6% en cada uno de ellos y de 2,9% para el conjunto del año 2016. En cuanto a la inversión se prevé un crecimiento de 1,3% en T2 y 1,1% en T3. La previsión de inversión para el conjunto del año es de 4,9%.

 

Tabla 1. Proyecciones económicas para España (PIB, Consumo, Inversión Bruta de las Empresas, Desempleo, IPC).

2016T2

2016T3

2016

Intertrimestral

Intertrimestral

PIB (% variación)

0,7

0,6

2,8

Consumo de los hogares (% variación)

0,6

0,6

2,9

Inversión bruta de las empresas (% variación)

1,3

1,1

4,9

Desempleo (% variación)

-6,8

-6,2

 

Tasa de paro (% población activa)

19,5

18,3

19,0-19,5

IPC (% variación)

1,1

-0,7

0,2-0,5

Fuente: Loyola Economic Outlook Junio 2016.

En cuanto a Andalucía, las previsiones reflejan una tendencia parecida a la nacional. En el T2 el PIB andaluz crecerá un 0,7%, mientras que en el T3 lo hará un 0,7%, una décima por encima del dato correspondiente al conjunto de España. En cuanto al año 2016, prevemos un crecimiento del PIB andaluz del 2,7%, situándose una décima por debajo del conjunto nacional. En lo que se refiere al mercado de trabajo, se prevé una disminución del desempleo del 0,4%, en el T2, y del 1,8% en el T3. Por lo tanto, la tasa de paro en el T2 alcanzará el 28,0% y, para el T3, el 27,5% de la población activa. La previsión anual de tasa de paro en Andalucía se sitúa dentro del intervalo 28,0-29,0%. Respecto al IPC, prevemos un aumento de los precios del 1,3% en el T2; y una bajada del 1,0% en el T3. Para el total del año, la evolución de la inflación reflejará un incremento de los precios que va a oscilar entre el 0,2% y el 0,5%, similar al dato español.

 

 

Tabla 2. Proyecciones económicas para Andalucía (PIB, Desempleo, IPC)

2016T2

2016T3

2016

Intertrimestral

Intertrimestral

PIB (% variación)

0,7

0,7

2,7

Desempleo (% variación)

-0,4

-1,8

 

Tasa de paro (% población activa)

28,0

27,5

28,0-29,0

IPC (% variación)

1,3

-1,0

0,2-0,5

Fuente: Loyola Economic Outlook Junio 2016.

Compartir

ABC.es

La riqueza de las regiones © DIARIO ABC, S.L. 2016

Blog La riqueza de las regiones Más sobre «La riqueza de las regiones»

Categorías
Etiquetas
junio 2016
M T W T F S S
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930