Descentralización para el desarrollo

Publicado por el 20/04/2016

Compartir

Por José María Mella Marques, Catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid y expresidente de la Asociación Madrileña de Ciencia Regional

 

Se entiende por desarrollo el aumento del nivel de libertad y bienestar humano. Y se entiende por descentralización, no la supresión de la administración central ni la transferencia de competencias a las administraciones regionales o locales, sino más bien la creación de gobiernos sub-nacionales con recursos y autoridad.

La descentralización presupone la asunción de la responsabilidad conjunta para proveer eficientemente los servicios públicos a nivel nacional, regional y local.

Presupone también compartir costes, coordinar la acción colectiva e identificar los problemas con una mejor información. Por ejemplo, la planificación de una campaña de vacunación, el diseño de un sistema de irrigación o el tratamiento de aguas residuales-problemas ciertamente complejos- requieren profesionales expertos (que, en el mejor de los casos, solo pueden ser contratados por el gobierno central); pero también una información detallada (“micro-información”, que solo puede ser provista por los gobiernos locales).

La combinación de los recursos técnicos e informativos de los diferentes niveles administrativos es lo que permite hacer frente a los problemas de desarrollo con eficacia, eficiencia y solvencia.

Esta forma de organizar las administraciones públicas quizá sea una buena manera de hacer frente a los problemas de inestabilidad política, secesionismo, riesgos de guerras civiles, clientelismo y captura del poder por élites cleptómanas.

La construcción de una administración basada en la descentralización para el desarrollo implica -parece obvio- el ejercicio en libertad de una democracia basada en elecciones locales, regionales y nacionales. Y que, ciertamente, permita ejercer una participación real en la cosa pública. Porque solamente así los ciudadanos pueden decidir sobre los asuntos que les afectan directamente en cada uno de los niveles de gobierno.

En fin, pensando en los países del África subsahariana a la luz de los principios generales mencionados, pregunto a mi colega y amigo Hugues Toko Wangata, doctor en Economía por la Universidad Autónoma de Madrid y buen conocedor de dicha región del mundo, si resultan pertinentes para la misma. El Dr. Toko me contesta que no sólo son pertinentes, sino imprescindibles para construir países más unidos, ofrecer los servicios que los ciudadanos perentoriamente necesitan y acercar la administración a amplios territorios de los que está ausente.

Estas importantes cuestiones son tratadas en Faguet, J.P. and C. Pöschl (eds.). 2015. Is Decentralization Good for Development? Perspectives from Academics and Policy Makers. Oxford: Oxford University Press, de inexcusable lectura para todos aquellos interesados en estos temas.


Compartir

ABC.es

La riqueza de las regiones © DIARIO ABC, S.L. 2016

Blog La riqueza de las regiones Más sobre «La riqueza de las regiones»

Categorías
Etiquetas
abril 2016
L M X J V S D
« mar   may »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930