Innovación en las ciudades europeas

Publicado por el 20/05/2015

Compartir

Por José María Mella, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid

Acaba de publicarse el estudio que lleva por título el de este artículo, bajo la autoría de profesores de la Escuela de Economía de Londres. Se trata de 155 ciudades europeas que acudieron a la convocatoria de un concurso de la citada Escuela para responder a una serie de preguntas sobre lo que están haciendo en materia de innovación desde los gobiernos municipales. Se entiende, en este caso, por innovación, la solución de los problemas locales y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Se identificaron cinco aspectos centrales de las ciudades: la economía, el compromiso cívico, la inclusión social, la salud y el bienestar, y el medio ambiente.

Un número significativo de alcaldes identificaron a los jóvenes y al desempleo juvenil como una de las áreas clave a la que debe hacer frente la administración de una ciudad. Las ciudades (como Plymouth, en el Reino Unido) consideran que la preparación de los estudiantes para el empleo y el acceso al mercado de trabajo local son vías para revertir la “fuga de cerebros” a otros países. En concreto, se plantean la oferta de cualificaciones específicas demandadas por las economías locales, no incluidas en los programas generales de estudios.

En tiempos de presupuestos reducidos y mayores responsabilidades, las respuestas innovadoras son aquéllas más capaces para hacer más con menos. Bolonia, Ámsterdam, Florencia o Cardiff, ciudades finalistas del concurso, identificaron el número de NINIs (jóvenes que ni trabajan, ni estudian ni reciben formación) como uno de sus retos para su revitalización económica. Se plantearon un programa para aumentar la capacitación de los estudiantes. Estos estudiantes reciben un entrenamiento extracurricular por parte de expertos públicos y privados para hacer frente a los desajustes formativos, aumentar la relación con el sistema industrial de la ciudad y complementar las competencias de los programas educativos oficiales.

El fortalecimiento del compromiso cívico para facilitar la acción colectiva se hizo a través de una web que permite a los ciudadanos plantear ideas para la mejora de la ciudad (caso de Gdansk) y que pueden incluirse después como proyectos concretos en los presupuestos municipales. Es un ejemplo de cogobierno, que requiere que el pleno municipal vote los proyectos propuestos y un trabajo conjunto ayuntamiento-organizaciones ciudadanas para llevarlos a la práctica.

En los casos de La Haya o de York se plantean el programa Ciudadanos en Acción-Democracia 3.0, como un instrumento para dar poder a los ciudadanos, asignándoles un 2-3% de los ingresos locales por impuestos para que puedan influir en el desarrollo de la ciudad a través de sus propias iniciativas de redefinición de los espacios públicos.

La inclusión social trata de lograrse por medio de programas enfocados a grupos de riesgo-mayores, personas con problemas de salud mental, dificultades de accesibilidad por minusvalías o soledad- para facilitarles una integración activa en la sociedad. Los proyectos van desde recursos para readaptar las viviendas, el acceso a la energía o a la atención dental hasta la rehabilitación de consumidores de drogas, la integración de emigrantes o eventos deportivos para los que sufran alguna minusvalía.

También hay iniciativas que se basan en la utilización de aplicaciones de internet o de teléfonos móviles para mantener la comunicación y evitar la soledad (Copenhague, Amberes), facilitar el transporte colectivo (Venecia, París), prestar cuidados y asegurar el bienestar de los mayores (Liverpool y Cascáis).  Estos proyectos (Utrecht, Braga) parten de la idea de que los ayuntamientos europeos reconocen la necesidad de reducir los impactos económicos y sociales de la desigualdad y de la exclusión para hacer una sociedad civil más fuerte y cohesionada.

Un número importante de municipios centra su atención en la mejora de la  salud física y mental para elevar la calidad de vida, reducir los costes sanitarios y elevar la productividad. Saint-Étienne estimula el ejercicio físico instalando equipamientos utilizables para este fin, Sheffield y Lyon organizan eventos masivos para animar a la gente a pasear, y Limassol mejora el bienestar de las personas organizando actos para reír más.

Otras ciudades (Londres, Brighton) tienen programas para luchar contra la obesidad, la diabetes, la falta de acceso a alimentos saludables, promocionando menús y hábitos de vida más saludables. Coímbra y Gdynia desarrollan estos programas dirigidos a la población infantil. San Sebastián, Bristol, Leicester y Alicante impulsan las dietas sanas por medio del fomento de los cultivos locales.

Elche presentó un programa para entrenar al 50% de la población en resucitación cardiopulmonar para reducir el riesgo de muerte por parada cardíaca fuera de los hospitales. Brujas, Edimburgo y Helsinki tienen planes de utilización de la tecnología y la educación ciudadana para que las personas pacientes de demencia puedan moverse por la ciudad.

La lucha contra el cambio climático y la mejora del medio ambiente tiene en las ciudades a sus principales protagonistas. Groningen, Boulogne-Billancourt, Brest, Hamburgo, Bilbao, Mataró y Torrejón de Ardoz poseen programas de ahorro energético en la iluminación pública.

Birmingham, Estocolmo y Palma de Mallorca reutilizan los residuos sólidos urbanos para generar electricidad. Málaga promociona el transporte público menos contaminante y Cracovia fomenta su uso con tarifas más baratas.

Ancona y Frederiksberg han creado parques recreativos verdes para amortiguar los impactos ambientales negativos. Bournemouth ha ampliado los espacios urbanos peatonales  y utiliza las nuevas tecnologías para advertir a los conductores motorizados de la presencia de peatones con minusvalías, ciclistas y niños.

Animamos a las ciudades españolas a que participen en mayor número en este tipo de iniciativas. Que no pierdan la oportunidad para estar donde hay que estar; es decir, en Europa y mostrando lo que están haciendo bien para que se conozca.

Compartir

ABC.es

La riqueza de las regiones © DIARIO ABC, S.L. 2015

Blog La riqueza de las regiones Más sobre «La riqueza de las regiones»

Categorías
Etiquetas
mayo 2015
L M X J V S D
« abr   jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031