Los presupuestos de Pedro y Pablo son el programa electoral de la ineptocracia

Publicado por el Oct 12, 2018

Compartir

Aunque revisten la forma de “Presupuestos Generales del Estado” para el año 2019, su simple lectura y las circunstancias en las que han sido elaborados (coalición fáctica PSOE-PODEMOS con el apoyo todavía sin asegurar del todo a falta de sus contrapartidas por parte de indepedentistas y filoterroristas) evidencian que más que unos presupuestos son el programa electoral para los próximos comicios generales de la izquierda española.

Los presupuestos-programa electoral del PSOE-PODEMOS anunciados aumentan el gasto global en unos 6.000 millones de euros y como medidas propagandísticas estrella incluyen una subida de impuestos a los más ricos, un aumento del salario mínimo a 900 €, una revalorización de las pensiones de acuerdo con el IPC y la eliminación progresiva el copago farmacéutico.

Me atrevo a sostener que las cuentas públicas presentadas tienen más de programa electoral que de verdaderos presupuestos porque pienso que la Unión Europea no va a aprobar ese considerable aumento del gasto público. A lo que cabría añadir que el PSOE-PODEMOS saben que el apoyo del PDECat depende, según ha anunciado reiteradamente, de la liberación de los presos y de la convocatoria de un referéndum de autodeterminación, medidas ambas que están fuera del alcance lo que puede dar el gobierno.

Sentado, pues, que estamos ante un programa electoral, añado que más que de la izquierda es propio de la ineptocracia. Sobre lo que es la ineptocracia me remito a lo que dije en este blog en la entrada del 6 de agosto de este año.

La “ineptocracia” –escribía entonces- es una palabra de origen francés (“ineptocratie”) cuya composición alude al poder de los ineptos o incapaces. Su creación se atribuye, no si discusión, al escritor Jean d’Ormesson y viene usándose en Francia, desde comienzos de este década, con el siguiente significado:

Ineptocracia: sistema de gobierno en el que los menos capaces de gobernar son elegidos por los menos capaces de producir y en el que los otros miembros de la sociedad menos aptos para procurarse su sustento son obsequiados con bienes y servicios pagados con los impuestos confiscatorios sobre el trabajo y la riqueza  de unos productores en número descendente”.

Y es que, según algunos autores franceses, la “ineptocracia” vendría a ser una especie de consecuencia de las cuatro operaciones matemáticas que aprenden en la escuela primaria los de izquierdas: la subida de impuestos, la reducción de los beneficios, la multiplicación de los funcionarios e inmigrantes, y el reparto del trabajo.

La verdad es que si analizamos con cierto detenimiento lo que ha venido sucediendo desde que Sánchez arribó a la Moncloa, no hay que ser excesivamente crítico para calificar la “época Sánchez” como un ejemplo típico de “ineptocracia”. Y estos presupuestos-programa electoral que propone en coalición fáctica con Pablo Iglesias vienen confirmarlo plenamente. En efecto, los presupuestos-programa son las medidas económicas que proponen los menos capaces para gobernar para resultar elegidos por los menos capaces de producir a los que aquellos tratan de obsequiar con bienes y servicios pagados –y esto se ve mejor que nunca- con los impuestos confiscatorios sobre el trabajo y la riqueza de unos productores en número descendente.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2018

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas