El PSOE no puede tirar la primera piedra

Publicado por el May 28, 2018

Compartir

Seguramente todos ustedes habrán oído la frase “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Desconozco, en cambio, cuántos de ustedes saben el origen de la frase. Los que recibimos clase de religión en el bachillerato estamos al tanto de que se trata de un pasaje del Nuevo Testamento en el que llevan hasta Jesús una mujer adúltera y le preguntan qué piensa de la Ley de Moisés que ordenaba apedrear a tales mujeres. Y Jesús responde: “Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”. Narran las escrituras que al oír esto, se fueron retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos.

Lo que antecede viene a cuento porque el jueves y el viernes se celebrarán en el Congreso de los Diputados las sesiones sobre la reciente moción de censura que presentó el PSOE nada más hacerse pública la sentencia de la Audiencia Nacional que declaró al PP responsable a título lucrativo por un importe inferior a los 250.000 €. Pues bien, ¿qué pasaría en el Congreso de los Diputados si solo pudiesen “apedrear al PP” los que estuvieran libres del pecado de la corrupción política? La respuesta que nos viene a la cabeza es distinta de lo que previsiblemente sucederá en la indicada moción de censura.

En efecto, si el PSOE fuese verdaderamente sincero, como lo fueron los apedreadores que no tiraron ni una sola piedra reconociendo que no estaban “libres de pecado”, no podría efectuar reproche alguno al PP por beneficiarse “a título lucrativo” de la corrupción. Si nos dejamos de una vez por todas de la extendida hipocresía nacional, hay que admitir que hubo un tiempo en España (a partir del conocido caso “FLICK” que afectó al PSOE) en el que la financiación de los partidos políticos procedía en una buena parte de las comisiones que se obtenían de la gestión de los asuntos públicos. Y en esto, los partidos de entonces, y por tanto también el PSOE, se lucraban de los actos corruptos en los que se recaudaba para el partido.

Lo que llama la atención es que el PSOE justifique la moción de censura por razones éticas. ¿De quién? ¿De los miembros del Partido –entre otros dos ex ministros del Gobierno de España y ex presidentes de la Junta de Andalucía- que están sentados en el banquillo por el caso de los EREs que es el más escandaloso cuantitativamente por el número de implicados y la cuantía de lo presuntamente defraudado? ¿Es que con éste y otros antecedentes en curso como el caso del PSOE valenciano, alguien puede afirmar seriamente que el partido socialista de España puede invocar la ética? ¿No se estará intentando tapar con la manta de la ética lo que no es más que otro nuevo intento de su obsesivo y ambicioso líder por llegar como sea a la Moncloa, menos ganando unas elecciones?

Y aquí, no se trata del “tú más”, sino de exigir congruencia: actuar con la misma sinceridad que lo hicieron los que iban a apedrear a la adúltera y que no pudieron tirarle ni una sola piedra contra ella, pero no porque no lo fuera, sino porque ninguno de ellos estaba libre culpa. Por eso, sostengo que el PSOE no puede tirar ni una sola piedra “política” contra el PP, porque tampoco él está libre de culpa. Da la impresión de que el PSOE se ha precipitado y mucho me temo que éste será un nuevo error de Pedro Sánchez que acabará por sepultar sus escasas posibilidades de ganar unas elecciones generales.

 

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2018

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas