La desorientación de la izquierda radical: los “no binarios” y el Rey en la MWC

Publicado por el Feb 25, 2018

Compartir

En estos tiempos de intencionado mestizaje entre la verdad, la posverdad, la realidad y la apariencia, la poca preparación de la generalidad de los líderes de la izquierda radical hace que estén profundamente desorientados. Como trataré de acreditar en las líneas que siguen, en su actuación política vienen adoptando posturas que demuestran que han perdido el cabal conocimiento de la posición que ocupan ideológicamente.

Tomemos dos ejemplos, el de la proposición de ley presentada por Unidos Podemos contra la discriminación por orientación sexual y la decisión de Ada Colau de no asistir al acto de recepción del Rey en su visita oficial a Barcelona con motivo del Congreso Mundial del Móvil (MWC). Veamos.

En la indicada proposición de ley de Unidos Podemos, llama la atención la hiperestésica preocupación que muestran los Podemitas con un colectivo tan minúsculo en términos cuantitativos como puede ser el de los llamados sexualmente “no binarios”; esto es, las personas que no se sienten sexualmente ni masculinos, ni femeninos. En este caso, la preocupación de los Podemitas por proteger a esa minoría es extrema: proponen amparar los intereses de todos aquellos (supongo que no se tratará de un número elevado) cuya orientación no encaje en ninguno de los dos géneros mayoritarios en los que se clasifican los seres humanos.

Hay que reseñar, sin embargo, que si valoramos desde los postulados puramente democráticos esta conducta del Podemismo habría que decir que encaja con el principio esencial de segur los dictados de la mayoría, pero con escrupulosa protección de los intereses de las minorías.

En cambio, el otro ejemplo, el de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con la visita institucional del Rey, pone de relieve lo contario. La persona que representa a todos –insisto, todos- los barceloneses, lejos de adoptar una postura que representase el sentir de la generalidad de los habitantes de esa ciudad, actúa defendiendo única y exclusivamente el interés de sus correligionarios, que son solo una parte de los ciudadanos. Adviértase, en efecto, que la alcaldesa ha anunciado que no cumplirá la que debería ser la indeclinable función de dar la bienvenida a la ciudad nada más y nada menos que al Jefe del Estado, sino que, haciéndose portadora del sentir de solo una parte de la población barcelonesa, como son los independentistas, se abstiene de darle al Rey la bienvenida a la ciudad.

Pues bien, la desorientación queda patente porque en el caso de los “no binarios” hay una respeto, tal vez extremado, de una minoría excesivamente reducida, mientras que en el caso de la bienvenida oficial al Rey hay una desprecio de los intereses de una parte de los ciudadanos barceloneses a los que les gustaría que la alcaldesa que los representa tuviese en cuenta su sentir, tan legítimo al menos como el de los “no binarios”, y acudiese a saludar educadamente al Jefe del Estado.

En definitiva, respeto extremo a una minoría, los “no binarios”, en un caso y desprecio absoluto de una buena parte de la ciudadanía, probablemente la mayoría, en el caso del acto de inauguración del MWC por parte del Rey. He ahí la desorientación de la izquierda radical, pero que no es neutral, sino que siempre se orienta a favor de sus intereses partidistas.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2018

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas