Sánchez está permanentemente de carnaval

Publicado por el Aug 17, 2017

Compartir

Como todos ustedes saben, el carnaval es una fiesta popular que se celebra en los tres días que preceden a la cuaresma y que consiste en mascaradas, comparsas, bailes y otros regocijos bulliciosos. Pero también se considera “un carnaval”, en términos despectivos, al conjuntos de informalidades y actuaciones engañosas que se reprochan en una reunión o en el trato de un negocio.

Pedro Sánchez, desde que ha regresado a la Secretaría General del PSOE, está de comparsa en una mascarada carnavalesca, cuyo principal objetivo es dar a entender algo distinto de lo que siente para convencer a tirios y troyanos de que es la única sensibilidad aglutinadora de la oposición al PP.

Del grueso de la oposición, hay dos formaciones que son imprescindibles para que el ambicioso y disfrazado Sánchez puede plantearse llegar a la Moncloa: Podemos y los nacionalistas, incluidos los separatistas.

Pues bien, revestido con el correspondiente disfraz, el PSOE de Sánchez se ha acercado a ambos.Primero fue a los movimientos independentistas. Vestidos con la máscara de la plurinacionalidad, Sánchez y su partido propugnan que España es una Nación de naciones, entre las cuales figuraría nada menos que Madrid. Se trata de un ejemplo de “Gatopardismo” político en el que Sánchez cambia el nombre de las palabras (naciones por comunidades autónomas) para que todo siga igual con la salvedad de que piensa que así lo votaran los nacionalistas y él aumentará las posibilidades de llegar a la Moncloa.

Y ahora estamos en el disfraz “podemita”. Primero Óscar Puente y ahora Adriana Lastra, fieles escuderos de Sánchez, han terciado en el golpe de Estado institucional de Maduro en Venezuela para responsabilizar a la oposición de luchar por la defensa de la democracia parlamentaria. Un nuevo disfraz para acercarse a los movimientos “podemitas” y radicales con el fin de disputarles los votos.

Habrá seguramente alguien al que le llame la atención que el nuevo PSOE de Sánchez y el Podemismo de Iglesias sean tan condescendientes con los enemigos de la democracia en Venezuela y que, en cambio, estén enfrascados, a través de la Ley de la Memoria Histórica, en hacer desparecer cualquier vestigio del franquismo. Pero ese es un nuevo disfraz que acredita que Sánchez está permanentemente de carnaval: cambia de máscara según convenga.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2017

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas