El desvarío del PSOE con la “quita” de la deuda a Cataluña

Publicado por el Jul 18, 2017

Compartir

Como ciudadano español me preocupa la aparente pérdida de razón, espero que momentánea, de algunos dirigentes del PSOE con respecto a sus propuestas sobre Cataluña. Ayer el secretario de Organización propuso que el Estado haga una “quita” (condonación) de la deuda que tiene Cataluña con el Estado español.

En cifras, supone que se haga una rebaja de los 75.000 millones de euros que adeuda Cataluña al Estado, de los cuales 50.000 millones son préstamos del Fondo de Liquidez Autonómica, que está previsto para el conjunto de las Comunidades Autónomas.

Lo curioso es el motivo que aducen los “lumbreras” del PSOE para justificar tamaña desigualdad: se trata -dicen los dirigentes de este partido- de una deuda injusta que proviene de la no aplicación de la disposición adicional tercera del Estatut de Cataluña que establecía que los Presupuestos Generales del Estado deberían dedicar en infraestructuras de Cataluña alrededor del 19% del Producto Interior Bruto del Estado español.

Los actuales dirigentes del PSOE no quieren enterarse –es de suponer que alguno de ellos lo sabrá- de que el TC en su famosa sentencia sobre el Estatut de Cataluña señaló, con toda la razón del mundo, que una norma de un Estatuto Autonómico no podía invadir una competencia exclusiva del Estado como es la determinación del destino de las partidas de los Presupuestos Generales del Estado. Dicho en román paladino: el Estatuto de Cataluña podrá determinar la asignación de las partidas de los presupuestos de la Generalitat, pero nunca las partidas de los Presupuestos Generales del Estado.

Tan falaz justificación no es, sin embargo, lo peor. En efecto, si se hiciera una quita parcial de la deuda de Cataluña no desaparecería la deuda perdonada, sino que se cargaría sobre todos nosotros. Es decir, el resto de las Comunidades Autónomas y en última instancia el Estado acabarían pagando las desviaciones presupuestarias de la Generalitat. Y todos sabemos los despilfarros en “delirios nacionales” (embajadas, etc.) de dicha Comunidad Autónoma, que es un simple ente territorial español, no son precisamente inversiones en infraestructuras, que es lo que decía la citada disposición adicional tercera . Ante tamaña insensatez no queda más que reconocer que o los demás son idiotas o ellos unos genios.

No sé quien es el estratega que está al frente de la política electoral del PSOE, pero, tal y como yo veo las cosas, medidas como la de la quita de la deuda vana tener un saldo electoral claramente negativo: los pocos votos que consigan en Cataluña no compensarán la sangría de votos en el resto de España. ¡Al tiempo!

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2017

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas