Carmena: el blanco de las manos demuestra pocas ganas

Publicado por el Jul 13, 2017

Compartir

La portada del diario ABC de ayer era, como sucede a veces, un verdadero editorial: expresaba la opinión del periódico sobre la incomprensible negativa de Manuela Carmena de autorizar la colocación en la fachada del Ayuntamiento de una pancarta en homenaje a Miguel Ángel Blanco. Se veía la imagen de las tres pancartas que, según la alcaldesa, merecen ondear, no en su domicilio particular, sino en la casa del pueblo de Madrid: una de bienvenida a los Refugiados, otra con los colores del arco iris en homenaje a los LTGB (lesbianas, gays, bisexuales, y personas transgénero) y la tercera de repudio a la violencia machista.

Esos movimientos son los que “le ponen” a ella individualmente, pero tengo dudas de que representen el podio de los temas que preocupan al pueblo de Madrid, que es al que ella representa. En cambio, sobre lo que no tengo duda alguna es que sean muchísimos más ciudadanos de Madrid los que deseen hacer un homenaje al Miguel Ángel Blanco colgando una pancarta con su nombre y su foto, para recordar durante unos días que dio su vida por la democracia y la libertad de todos nosotros.

Sin embargo, la negativa de Manuela Carmena se enmarca en el motivo que la ha llevado a no ser una ciudadana más de los que viven en el olvido de los del montón. La alcaldesa le debe su significación y su notoriedad pública a su ideología política. Si no hubiese sido militante del partido comunista y no hubiera permanecido en los alrededores de la izquierda, no habría llegado al puesto que ocupa. Habrá quien diga que es magistrada. Y es cierto, pero hay muchísimas otras magistradas, tanto o más preparadas que ella, que no han entrada del ámbito de la política y, por tal razón, no son tan conocidas públicamente como ella.

Dicen, con razón, que hay veces que una imagen vale más que mil palabras. Y ésta es una de ellas. En la foto se aprecia con toda nitidez que la hermana de Miguel Ángel Blanco y Cristina Cifuentes tienen las palmas de sus manos entera e intensamente pintadas de blanco, mientras que Carmena, ni en su totalidad ni con tanto vigor. Lo cual denota que la causa de Miguel Ángel no “le pone” demasiado. ¿Qué creen que sucedería si en lugar de ser del PP Miguel Ángel fuese militante del partido comunista? Un demócrata que es ajusticiado por una banda terrorista es simplemente un héroe. Cualquier otra consideración sobra para los que amamos la libertad y creemos en el imperio de la ley que represente la voluntad popular.

 

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2017

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas