El nuevo anuncio de la lotería de navidad

Publicado por el nov 16, 2016

Compartir

Como ustedes saben, la publicidad es una pieza básica en la lucha económica por la captación de la clientela. Y es que los empresarios, en lugar de esperar pasivamente a que los consumidores soliciten sus mercancías, se anticipan a la demanda y pretenden atraerla hacia sí. Por esta razón, la publicidad más que informar sobre las características de los productos o servicios anunciados lo que hace es persuadir a los destinatarios de los mensajes para que adquieran las prestaciones anunciadas.

De lo que antecede se desprende que un anuncio es eficaz si consigue llamar la atención de los consumidores hasta el punto de dirigirlos hacia el producto o servicio anunciado. Desde esta perspectiva, creo que no se puede negar que el nuevo anuncio de la lotería de navidad es eficaz. Desde que se ha iniciado su comunicación pública, no solo se ha convertido en noticia, sino que, como casi todos los años, ha dado lugar a un animado debate sobre si el mensaje que trasmite gusta o no a los destinatarios.

No cabe duda que en sí mismo el anuncio es una creación audiovisual que reúne los rasgos de una obra publicitaria protegible por la Propiedad Intelectual. Lo cual significa que estamos ante una obra del intelecto, que al ser original es una creación protegible por el Derecho de Autor.

Pero ¿transmite el anuncio un mensaje oportuno, acertado, inspirado? Habrá quien piense que al fomentar la falsa ilusión de la irreal ganadora el anuncio transmite un elevado grado de ternura que se sobrepone sobre el hecho mismo de ganar. Pero habrá otros que rechacen su tono almibarado y sensiblero, así como que los “más jóvenes” hagan ostentación de la indiscutible superioridad de los que están en la realidad frente a la facilidad con que los “longevos” son capaces de deformarla. Y es que la publicidad se dirige en este caso a la generalidad de los ciudadanos y cada uno al recibirla la hace pasar por su yo, cuyas características específicas serán determinantes para la valoración favorable o desfavorable del mensaje.

Todas las posturas son defendibles, pero más allá de la naturaleza del mensaje (sensiblero o duro con la longevidad) lo que no cabe duda es que el anuncio ha conseguido su objetivo: se ha revelado como especialmente eficaz para llamar la atención de los destinatarios de la publicidad sobre lo que se trata de vender, que es la lotería de navidad.  

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas