Juan Diego Flórez y “Sinfonía por el Perú”

Publicado por el Oct 5, 2016

Compartir

Ayer tuve la fortuna de asistir en el Teatro Real a un concierto del tenor peruano Juan Diego Flórez organizado en beneficio de su fundación “Sinfonía por el Perú”. No soy aficionado a la ópera, aunque sí me gustan mucho algunas arias interpretadas fundamentalmente por Plácido Domingo y el añorado Luciano Pavarotti.

Acudí al Teatro Real atraído por una conversación que mantuvieron mano a mano Mario Vargas Llosa y Juan Diego Flórez y que se difundió por televisión. Creo recordar que el programa se titulaba “De par en par” y se emitió en el año 2008 por Canal +. Si no me falla la memoria, fue un diálogo que mantuvieron ambos en un café, en el que hablaron de los recuerdos de la infancia, Perú -patria de ambos-, política, sus respectivas vocaciones, cómo enamorar a las chicas y cómo comienzan y se hacen realidad los sueños. Y lo que sí recuerdo con toda nitidez es que entonces pensé que debería ser obligatorio para los niños escuchar a aquellas dos brillantes personalidades.

En el concierto de ayer, Juan Diego Flórez cantó obras de Gioachino Rossini, en la primera parte, y de varios autores en la segunda. En plena audición, me sorprendió la voz del tenor. Era una voz muy bonita, aunque no me parecía muy potente. Y sin entender mucho tuve la impresión de que dominaba  de manera extraordinaria la técnica hasta el punto de hacer con su voz lo que quería. Desde luego, entusiasmó a los asistentes que no dejaron de exclamar ¡bravo!, en varias ocasiones y desde diferentes localidades.

Hubo un momento en que pude comparar a Juan Diego con uno de mis tenores favoritos y fue cuando cantó “Pourquoi me réveiller” del Werther de Jules Massenet que oigo con frecuencia interpretada por Luciano Pavarotti en la música grabada que tengo de los Tres Tenores.

He de decir que me parece que Pavarotti tenía una voz mucho más potente, pero eso se debe, según lo que he leído, a que  Pavarotti fue un tenor lirico mientras que Juan Diego es un tenor “lírico-ligero”.

Con todo lo que más me impresionó fue la ingente tarea que viene haciendo Juan Diego Flórez a través de su fundación “Sinfonía por el Perú”. Entre las cifras que reseñaba el programa del Concierto, me permito destacar que desde 2011, año de su creación, la Fundación atiende a más de 3.500 niños y jóvenes peruanos en 14 núcleos de formación musical. Y se afirma asimismo que está demostrado que la participación en “Sinfonía por el Perú” mejora el ambiente familiar y ayuda a reducir la violencia y el trabajo infantil.

Lo más emocionante fue la conexión que se hizo con la orquesta de la Fundación y las dos interpretaciones que hicieron sus jóvenes componentes. La primera fue el Mambo del cubano Pérez Prado que tocaron muy bien y con mucha gracia moviendo los instrumentos musicales al compás de la pieza musical . La segunda es la sorpresa que le tenían preparada los de su orquesta a Juan Diego al que le rogaron, cosa que hizo, que interpretara “La donna é mobile” del Rigoletto de Verdi, acompañado por ellos. Aunque en una primera versión hubo algunos problemas de audición, Juan Diego les rogó que la repitieran y los aplausos fueron entonces atronadores.

Es un ejemplo maravilloso que las personas que han sido dotados con dones como el que tiene Juan Diego Flórez devuelvan a la sociedad parte de lo que reciben a través de obras tan admirables como la citada Fundación. A los seres humanos así solo queda darles las gracias.

 

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas