¿Es el PSOE un cetáceo desorientado que va hacia el suicidio?

Publicado por el sep 6, 2016

Compartir

Según los estudios que existen sobre los suicidios masivos de algunas especies de cetáceos, especialmente las ballenas, son dos las teorías que mejor explican este comportamiento: una infección que dañaría el órgano receptor del eco que es el medio por el cual se orientan y la afectación exclusiva del líder que orienta a los demás gregarios de la especie que los llevaría al varamiento colectivo.

Permítanme que me sirva de este ejemplo de la naturaleza para plantear si visto lo que está sucediendo últimamente no deberíamos preguntarnos si el señor Sánchez tiene afectado su mecanismo de orientación política y está conduciendo al PSOE a una especie de suicidio colectivo por encallamiento.

Hasta hace no mucho tiempo, la generalidad de los comentaristas políticos críticos con la perniciosa situación de bloqueo que padecemos culpaba –y yo entre ellos- casi en exclusiva a Pedro Sánchez. Desde hace menos, se amplió el círculo de responsabilidad incluyendo también a la dirección actual del partido. Mi entrada titulada “La Dirección del PSOE es una piña, pero de percebes”, que subí a este blog el pasado 11 de agosto, se inscribe en esa misma línea. Últimamente, se oyen cada vez más voces que extienden la culpabilidad a todo el partido, porque prefiere mostrarse unido, aunque caminen hacia un precipicio, que dar la sensación de división interna.

Se suele decir que los electores valoran mucho la unidad de un partido político, lo cual, de ser enteramente cierto, sería un elemento a favor del actual PSOE que, aunque al hablar admite voces disonantes, al actuar mantienen una disciplina ejemplar con lo que decide el líder y la dirección.

Pero indicado lo que antecede, se suponía que la estrategia de Sánchez y su piña oponiéndose a la investidura de Rajoy respondiese a cierta racionalidad que acabaríamos conociendo una vez que lograse el fracaso de aquella. Pero fallida la investidura y cuando los electores esperábamos la justificación del “no” a pesar de que Mariano Rajoy era apoyado nada más y nada menos que por 170 escaños, Pedro Sánchez se limitó a reiterar lo que viene diciendo desde las elecciones del 20 de diciembre de 2015.

Pero la desorientación de Pedro Sánchez no se limitó a permanecer injustificadamente anclado en el “no” (en alguna entrada anterior lo denominé “el Doctor NO”), sino que acaba de empezar a hacer propuestas vagas, oscuras e inviables, que hasta han sido criticadas por el secretario de organización del PSOE de Andalucía, Juan Cornejo, el cual ha llegado a pedir hoy a Pedro Sánchez que “no engañe” a los electores insinuando un pacto con Podemos y C,s que es “inviable”.

Puestas así las cosas, no es exagerado afirmar –y ahora vuelvo al símil de las ballenas sin que ello suponga por mi parte una falta de respeto al PSOE- que el cetáceo que va delante de la gregaria manada sufre un ataque radical de desorientación que, si no hay alguno que se  salga de ella y enderece el rumbo, va a acabar con un suicidio colectivo del PSOE.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas