La misión del caballero andante Pedro Sánchez

Publicado por el ago 23, 2016

Compartir

Creo que serán pocos los ciudadanos que se lean los programas electorales de los partidos. La ciudadanía suele guiarse más por las líneas ideológicas generales de cada uno de sus integrantes que por  la específica oferta de contrato electoral que nos formulan en cada convocatoria de elecciones. Con esto quiero decir, que los votantes nos fijamos más en los trazos gordos del cuadro político-social que nos promete pintar cada partido si gobierna que en el fino detallismo de todas y cada una de sus propuestas.

Las cosas parece, sin embargo, que han cambiado últimamente. Y me temo que no tardará en que tengamos la sensación de que los partidos se han elevado a tal altura intelectual que el pueblo llano, siempre tan ignorante, no podemos seguirlos.

Viene esto a cuento por unas declaraciones que ha hecho hoy en el pasillo del Congreso el diputado del PSOE Rafael Simancas. Tras reiterar una vez más que el PSOE se mantiene en el no a Rajoy y en que este partido no tiene intención de cambiar su actitud ni antes ni después de la investidura, añadió: los votantes nos dieron su apoyo “para sacar a Rajoy”.

Admito que no he leído el programa electoral que ofertó el PSOE en las elecciones del 15 de junio. Pero estoy seguro de que no había una oferta específica que consistiera textualmente en “sacar a Rajoy”. Es posible que propusieran medidas políticas radicalmente diferentes a las que llevó a cabo el gobierno de Mariano Rajoy durante la pasada legislatura. Pero deducir de unas propuestas de signo contrario a las del PP que sus votantes los apoyaron para “sacar a Mariano Rajoy” me parece valorar en muy poco al partido socialista y a sus votantes.

Estoy convencido de que la actitud bloqueante de los actuales dirigentes del PSOE, que no comparten los muchos militantes a los que les duele España, obedece más a sus intereses particulares que a defender un supuesto mandato “críptico” (“sacar a Rajoy”) que le dieron sus votantes. Y es que no me puedo creer, por mucho que sus actuales dirigentes lo repitan hasta la saciedad, que el programa electoral de un partido con la historia del PSOE se resuma en la propuesta de una especie de “misión política”: “sacar a Rajoy” de la Moncloa, como si los dirigentes de ese partido fueran un comando de unas supuestas fuerzas políticas especiales dedicadas a sacar de la política a los rivales.

A mi modo de ver, lo de “sacar a Rajoy” es una disculpa más a la que se aferran los miembros de la dirección del PSOE para prolongar este incomprensible impasse tan dañoso para los interese generales de España, pero tan beneficiosa para los suyos particulares. Por eso, pienso que la posición bloqueante de la dirección del PSOE es tan incomprensible para una buena parte de la ciudadanía que interpretar ahora los votos que cosecharon como el encargo de una “misión” para “sacar a Rajoy” empieza a adquirir “tintes” delirantes. ¡A ver si es que para celebrar el cuarto centenario de la muerte de Cervantes, Pedro y sus percebes se creen “caballeros andantes” que tienen la misión de defender a España del maligno Rajoy y sus secuaces!

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas