¿A quién beneficia las conversaciones entre Sánchez e Iglesias?

Publicado por el ago 19, 2016

Compartir

El mismo día en que se hacía público el acuerdo entre el PP y C,s para lograr la investidura de Mariano Rajoy, Pablo Iglesias dio a conocer que estaba hablando con Pedro Sánchez por si ésta fracasaba. Con respecto a la veracidad de la noticia, Pedro Sánchez se la limitado a señalar que habla constantemente con otros líderes políticos y el PSOE ha publicado un desmentido oficial de la noticia. Solo ellos y sus colaboradores más próximos saben la verdad, pero si tuviera que apostar lo haría por la versión de Pablo Iglesias.

Pero más allá de cualquier otra consideración a mí lo que más me interesa de la noticia es la razón por la que Pablo Iglesias eligió este momento para hacer público que está al habla con Pedro Sánchez.

A primera vista, ésta es una noticia que parece que podría beneficiar el PP y a Mariano Rajoy y perjudicar al secretario general del partido socialista y al propio partido. Y es que en un momento en que está gestándose la investidura y en el que es necesario que Mariano Rajoy logre el voto favorable de 6 diputados o la abstención de 11, hablar de posibles coaliciones con Podemos –y consiguientemente con otras fuerzas, incluidos los secesionistas-  puede profundizar las divisiones que ya hay en el partido socialista. Y que los partidarios de facilitar la investidura de Rajoy utilicen las conversaciones –hasta ahora secretas- con Pablo Iglesias como un argumento determinante para adoptar una postura favorecedora de aquella.

¿Quiere entonces Pablo Iglesias con esta maniobra sibilina que se divida el partido socialista y que salga elegido Rajoy? Es una interpretación plausible, pero no me parece probable. Yo creo que Pablo Iglesias, lejos de intentar beneficiar al PP y a Rajoy, busca otra cosa.

Conocedor, sin duda, del desmesurado y enfermizo interés que tiene Pedro Sánchez por convertirse en presidente del gobierno -alentado, eso sí, por su entorno particular y el resto de la piña de “percebes” que se resisten a abandonar la sustanciosa “roca” de los cargos a la que están adheridos-, no hay que descartar que Pablo Iglesias haya pensado que la única forma de mantener firme a Pedro Sánchez en su “no” categórico a la investidura era avivar y alentar sus esperanzas de ser investido presidente del gobierno en caso de fracaso de Rajoy.

A favor de que sea ésta la intención de Pablo Iglesias hay un argumento ulterior, a saber: que si el “enrocamiento” de Pedro Sánchez hacer fracasar la investidura de Rajoy y no lleva aparejada la suya (cuestión difícil, insisto, por las ilegales exigencia de los secesionistas) ello supondrá un grave deterioro del PSOE que beneficiará consiguiente a Podemos que es su principal adversario político por la izquierda.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas