¿Les importa algo a nuestros políticos la gloria?

Publicado por el Jul 13, 2016

Compartir

Como suelo hacer, para que puedan responderse con más conocimiento de causa la pregunta que dejo planteada les recuerdo qué se entiende por “gloria” en el Diccionario de la RAE, según su primera acepción: “Reputación, fama y honor extraordinarios que resultan de las buenas acciones y grandes cualidades de una persona”.

La importancia de la gloria la recuerda el autor de “Lazarillo de Tormes” en las primeras líneas de su obra. Al hablar de lo que busca el escritor dice: “… muy pocos escribirían para uno solo, pues no se hace sin trabajo, y, quieren ya que lo pasan, ser recompensados, no con dineros, mas con que vean y lean sus obras y, si hay de qué, se las alaben”.

Y a renglón seguido, por si alguien pensara que el soldado que va en primera línea “tiene aborrecido el vivir”, señala el autor de Lazarillo que “el deseo de alabanza le hace ponerse en peligro”.

Pues bien, si con la pluma y la espada se busca la gloria, ¿no habrá alguien que también la persiga ejercitando el noble oficio de la política?

Si volviéramos la vista atrás pudiera parecer que hubo otros tiempos en los que no poco políticos llegaron a adquirir reputación, fama y honor extraordinarios a causa de las buenas actuaciones en defensa de los intereses generales de los ciudadanos, actos que no hicieron más que confirmar las grandes cualidades que reunían.

¿Les parece, queridos lectores, que en nuestros días ciertos líderes políticos están actuando de modo tal que la ciudadanía deba reconocerles la gloria de la que hablo? Respóndanse ustedes mismos.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas