¿Tienen los regidores de Podemos algo contra los barrenderos?

Publicado por el Jul 8, 2016

Compartir

El Diccionario de la RAE contiene el término “barrendero”, cuyo significado gramatical es “persona que tiene por oficio barrer”, especialmente –añado yo- las ciudades. Hasta hace unos años, las personas que desempeñaban este oficio eran empleados de los ayuntamientos. Pero desde que los servicios de limpieza, en general, vienen siendo prestados por empresas, el barrendero no es un trabajador municipal, sino un empleado de la compañía concesionaria de dicho servicio.

Haya o no una empresa entre el trabajador y el ayuntamiento, lo cierto es que la labor de barrer la desempeña una persona que, básicamente, pertrechada con los utensilios pertinentes, recoge los desperdicios que figuran en el suelo, vacía las papeleras, y deposita seguidamente todo ello en el lugar (muchas veces es un camión) previsto al efecto.

Pues bien, no sé si Podemos tiene algo o no contra las empresas del servicio de limpieza o directamente contra los barrenderos, pero no creo que sea casualidad que las grandes ciudades en las que gobiernan sus alcaldes están más sucias que nunca.

En Barcelona, en una reciente encuesta publicada en La Vanguardia, a la pregunta ¿consideras que Barcelona es una ciudad que está limpia?, el 80,87% de los opinantes respondieron que no.

En Madrid, de todos es conocida la obsesión de la alcaldesa Carmena por endilgar a no profesionales el servicio gratuito de limpieza de la ciudad. Así, en junio de 2015, planteó a las cooperativas de madres que se encargaran de la limpieza de los colegios. En octubre de 2015, anunció que el Ayuntamiento iba a poner en marcha un servicio social de trabajadores universitarios para barrer la ciudad. Y apenas un mes más tarde insistió en que los niños recogieran las colillas.

Recientemente acabo de estar en La Coruña, lugar en el que he vivido algunos años de mi vida y al que vuelvo con cierta frecuencia, y vi la ciudad más sucia que nunca.

No acierto a encontrar la respuesta a esta actuación coincidente de los regidores de Podemos o afines. No quiero creer que se deba a que les preocupe poco la limpieza. Ni me imagino siquiera que haya una previsión expresa en sus programas electorales sobre la escasa importancia de la limpieza en la ciudad. Pero algo tiene que haber, porque se trata de un conducta coincidente. Y sería demasiado ingenuo atribuirlo a la casualidad.

Ahora bien, por si se debiera a una actitud belicosa de dicho partido político contra las compañías que prestan los servicios de limpieza en las ciudades, no creo que haga falta recordarles que a los que acaban de verdad perjudicando es a los barrenderos.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas