Aún es no es tiempo para cavilar sobre pactos post electorales

Publicado por el jun 22, 2016

Compartir

Ante la incertidumbre electoral y el consiguiente estado de ansiedad en el que está inmersa una buena parte de la sociedad española,  es perfectamente comprensible que algunos periodistas pregunten una y otra vez a los líderes de los cuatro partidos mayoritarios por su política de pactos post electorales.

Desde luego, hablar de pactos post electorales supone dar por sentado que ningún partido político va a tener mayoría absoluta, lo cual es razonable si tenemos en cuenta las encuestas que han ido publicando los medios. Pero, tal vez, convendría no olvidar que en las últimas elecciones generales británicas, de mayo de 2015, David Cameron obtuvo una holgada mayoría absoluta que no había sido pronosticada por ninguna de las encuestas previas. Por eso, hablar de pactos y de vetos cuando faltan cinco días para que se conozcan los resultados definitivos parece prematuro.

A pesar de que aún no es el momento, hay, sin embargo, dos partidos que no tienen reparo en desvelar sus política de pactos post electorales si el próximo reparto de escaños se asemeja al que hubo en las pasadas elecciones. El PP sigue insistiendo en la gran coalición entre los partidos llamados constitucionalistas, mientras que Unidos Podemos propone un gobierno de izquierdas en coalición con el PSOE, que sería liderado por el cabeza de lista de la fuerza que obtenga más escaños de las dos.

Los que mantienen una lógica indefinición sobre lo que van a hacer son el PSOE y C´s, fuerzas ambas con votantes más volátiles. Y digo que es lógica, además de por esa volatilidad del electorado, por otras dos razones fundamentales.

La primera es que para jugar la partida de naipes en que consisten los pactos post electorales hay que esperar a saber las cartas con las que cuenta cada líder. Y es que no es lo mismo acudir a pactar con un PP que tenga 140 escaños que si no ha superado los 123 de la ocasión anterior. Y lo mismo cabe decir si Unidos Podemos adelanta al PSOE y consigue tiene más escaños que este partido.

La segunda razón es que para que cada uno de estos dos partidos logre conservar sus votantes debe mantener oculta su política de pactos post electorales. Porque si C´s hiciera público ahora que piensa pactar con el PP o con el PSOE, o éste último partido anunciara que va a conformar un frente de “progreso” con Unidos Podemos, los votantes de dichas formaciones, advertidos anticipadamente de adónde van a ir sus votos, podrían cambiar su decisión y dárselos directamente a la formación política dominante.

Por lo tanto, hasta el cierre de los colegios electorales habrá todo tipo de conjeturas y cada partido competirá –esperemos que no haya juego sucio- con todos los medios a su alcance para hacerse con el mayor número de votos y de escaños. El próximo domingo los electores habrán repartido definitivamente las cartas y, si como parece, ningún partido obtiene mayoría absoluta habrá llegado el momento de imponer los vetos y cavilar sobre los pactos post electorales.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas