¡No les importamos nada!

Publicado por el Apr 24, 2016

Compartir

Esto es lo que tenemos que deducir los ciudadanos de la actitud de nuestros políticos electos el 20 de diciembre. Como si viviéramos en el país de “Nunca Jamás” en el que no existen los problemas, los representantes que elegimos en esa fecha para gestionar los intereses públicos no se han sentido agobiados por desperdiciar, por tirar a la basura, más de tres meses cuando aún estamos convalecientes de una de las crisis económica e institucional más severas que hemos tenido.

No les importa lo más mínimo que tengamos una tasa de paro del 20%, tampoco que esté en marcha un proceso anticonstitucional de desconexión unilateral de Cataluña de la Nación española, ni que tengamos pendientes determinados retoques de la Constitución que cada vez se ven como más necesarios, o que haya que reformar el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas, o que nuestra deuda pública sobre el PIB ronde el porcentaje del 100%, por citar solo algunos de los problemas más importantes que nos agobian.

Aunque a mí no me lo parece, deben ser problemas insignificantes porque, en lugar de cerrar con urgencia los pactos políticos necesarios para formar un gobierno fuerte y estable que pudiera afrontarlos sin demora, nuestra clase política se ha dedicado a mostrarnos impúdicamente durante todo este tiempo y sin el más mínimo rubor sus vetos intransigentes, sus ambiciones personales y sus infantilismos de asambleas de facultad, en una ceremonia televisada de anteposición de sus intereses particulares a los generales de la ciudadanía.

Lo malo es que la mejor solución que van a ofrecernos es la celebración de unas nuevas elecciones generales el próximo 26 de junio. Es decir, otros tres tediosos meses para que volvamos a pensar a quiénes elegiremos para que se enfrenten con esos problemas que entonces, no solo seguirán sin estar resueltos, sino que tal vez se encuentren seriamente agravados por su irresponsable conducta.

Ante lo cual solo se me ocurre peguntarme si no van a sentir rubor y sofoco al pedir nuevamente el voto a unos ciudadanos a los que con el lenguaje unívoco de su incapacidad para llegar a acuerdos nos han dicho con toda claridad que no les importamos nada. A mí desde luego me daría vergüenza, pero ellos tienen tanto descaro y están tan alejados del pueblo que estoy convencido de que no les importará nada.

Admito que toda generalización es injusta y que hay alguno más responsable que otros, pero los únicos que no tenemos ninguna culpa de lo que pasa somos los ciudadanos que votamos.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas