Rita Maestre, Cristina Cifuentes, y las cargas de la Policía

Publicado por el Apr 21, 2016

Compartir

Seguramente sabrán que Rita Maestre, Portavoz del Ayuntamiento de Madrid, criticó hace unos días a la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, diciendo que “fundamentalmente, su actuación como Delegada del Gobierno era pegar a la gente, era la jefa de los que apaleaban a quienes se manifestaban en Sol”.

La Presidente de la Comunidad respondió a tales afirmaciones diciendo que se sentía orgullosa de su labor al frente de la Delegación del Gobierno en la capital, cuando consiguió que “se mantuviera el orden” a pesar de las más de 12.000 manifestaciones que se produjeron en la ciudad de Madrid, entre ellas las que siguieron a las acampadas en Sol que fueron el germen del movimiento del 15 de mayo.

En congruencia con esto, Cristina Cifuentes manifestó que se querellaría contra Rita Maestre si no rectificaba sus declaraciones. Pues bien, según publica el ABC.es la Portavoz del Ayuntamiento se negó hoy a rectificar sus afirmaciones y lo único que hizo fue contextualizarlas. Afirmó que “no quería decir que la función de la policía fuera pegar ni que la Delegada llevara una porra en la mano”. Pero añadió que no se retractaba de sus declaraciones de que Cristina Cifuentes como Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid era la “responsable” de las cargas desproporcionadas de la Policía.

Desconozco lo que dará de sí este conflicto entre la actual Presidenta de la Comunidad y la Portavoz del Ayuntamiento, pero no me resisto a comentar la peculiar visión que tiene Rita Maestre de los acontecimientos. Sus palabras dan a entender que la Policía cuando ve a mucha gente junta le entra un ataque de “irracionalidad” y comienza a pegar a diestro y siniestro a todo aquél que está al alcance de sus porras. Es decir, que para Rita Maestre, sin que exista ningún motivo que lo justifique, el solo hecho de haya una aglomeración de personas provoca en la Policía una reacción airada que la lleva a golpear con contundencia a los agrupados.

Sin embargo, cualquier observador medianamente atento de la realidad sabe que cuando la Policía democrática, como es la nuestra, se ve obligada a emplear la fuerza se trata de la inevitable respuesta a una acción previa de una grave alteración del orden público. Dicho con otras palabras, la actuación policial es una “reacción” a una “acción” anterior de alteración del orden público que se considera reprochable democráticamente y su finalidad es proteger a la ciudadanía perjudicada por esas alteraciones.

La ceguera “interesada” de Rita Maestre, y de otros personajes que vienen del mundo de los antisistema, consiste en fijarse exclusivamente en un aspecto del conflicto, la reacción de la Policía, y olvidarse intencionadamente del otro aspecto que motiva tal reacción, que es la acción violenta previa de los alteradores del orden público.

Por eso, cuando ella dice en su declaración de hoy que “dado que no quiero faltar a la verdad y no puedo negar ese hecho objetivo (se refiere a las cargas desproporcionadas de la Policía), no hay más que decir”, se olvida tramposamente de la otra parte de la verdad que es la actuación violenta y destructora de los manifestantes gravemente alteradores del orden público. Parte de la verdad que le debería llevar a rectificar sus injustas e inciertas manifestaciones.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas