Pues creo que debería haberse callado

Publicado por el Apr 10, 2016

Compartir

Está anunciada para el próximo martes la publicación del libro de Esperanza Aguirre, titulado “Yo no me callo”. Pues bien, lamento estar en completo desacuerdo con la autora porque hay razones suficientes para haberse callado, tanto referidas personalmente a ella como desde la óptica de su partido político.

Entre las personales, me atrevo a señalar, en primer lugar, que Esperanza Aguirre parece no haber caído en la cuenta de que hoy, lejos de tener en el PP la importancia de otro tiempo, es un personaje con poco relieve en el partido. Es verdad que aspiró a mucho, pero también lo es que no llegó a lo que buscaba desesperadamente, que era presidir el partido y convertirse en candidata a la presidencia del gobierno. Pero estas cosas no tocan en la lotería, sino que se obtienen por elección entre los militantes del partido que prefirieron a Mariano Rajoy.

Ésta es tal vez la segunda razón por la que debería haberse callado: es como si en el libro, por las frases que se han adelantado de su contenido (“Rajoy nunca se ha caracterizado por adentrarse en los berenjenales de las ideologías”), tratara de hacer una especie de ajuste de cuentas con el rival que se interpuso legítimamente en sus sueños políticos. Y eso, me parece, como poco, una falta de elegancia.

Pero con ser estas dos razones importantes, creo que hay otra que todavía lo es más. Y es que su trayectoria política no es para tirar cohetes. Lo digo sobre todo porque en toda su acción política ha estado rodeada al nivel de sus máximos colaboradores por políticos que soportan serias acusaciones penales de corrupción. Y ella -y esto es lo grave políticamente- sin enterarse: ¿no sería que estaba preocupada solamente por esas ideologías que tanto echa ahora en falta? ¿Puede alguien con tanto de lo que arrepentirse y tanto por lo que pedir perdón a los votantes que confiaron en la honestidad de los colaboradores elegidos por ella chulearse de que ella no se calla?

Desde el punto de vista partidista, las razones son todavía más contundentes. Además de reflejar el libro el simple punto de vista personal de su autora y no el sentimiento mayoritario del partido, Esperanza Aguirre es inoportuna hasta el momento elegido para publicar el libro. Estamos en momentos muy delicados, con muchas posibilidades de que vuelva a celebrarse nuevas elecciones generales y desde luego no parece el mejor momento para criticar al PP.

Y finalizo con una pregunta que puede resumir mi pensamiento. De una persona, como la señora Aguirre, que se equivocó tanto y tan gravemente al elegir a sus colaboradores más cercanos porque no se enteró de nada ¿hay que esperar algún “acierto” en las críticas que vierte sobre el PP actual y sus líderes? Respóndanse ustedes mismos.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas