¡Los tuyos te van a dejar solo Puigdemont!

Publicado por el Jan 12, 2016

Compartir

Les vuelvo a pedir perdón, queridos lectores, por escribir de nuevo sobre la cansina deriva de los independentistas catalanes. Me expongo a que dejen de leer mi blog, pero créanme si les digo que hay cosas que no puedo ignorar porque me irritan sobremanera. Me refiero a la babosada que ha dicho el nuevo President, Carlos Puigdemont, al señalar que no le preocupaba lo que había dicho Rajoy sobre que no iba a tolerar el incumplimiento de la Constitución porque al ser un presidente en funciones sus declaraciones son también en “funciones”.

Ya sabemos, porque nos lo ha dicho él, que la legalidad española no le importa absolutamente nada y que en su hoja de ruta está incumplir la Constitución. En esto, el señor Puigdemont, como señaló con gran acierto en su brillante intervención Inés Arrimadas, va a ser un fiel continuador del proceso hacia la independencia iniciado por su mentor Artur Mas. Lo cual me sugiere las dos reflexiones que les expongo a continuación, que tienen en común que hay un mismo personaje central que es el nuevo Presidente de la Generalidad.

Lo primero que expongo es una duda: el paso a un lado que dio Artur Mas para facilitar la designación del señor Puigdemont ¿no habrá sido para “esquivar” los futuros golpes que vendrán inevitablemente si continúa el proceso de declaración unilateral de independencia? De ser esto así, el ex President habría actuado con muchas astucia al poner la cara de otro para que sea a éste al que se la partan. Lo cual implica, desde la óptica del seño Puigdemont, que ha accedido a convertirse –tal vez sin ser totalmente consciente de ello- en el “tonto independentista útil” en el que van a recaer las graves consecuencias de desafiar al Estado. Ahora parece cobrar todo su sentido la chulesca y desafiante actitud de Artur Mas cuando se declaraba “único” responsable del desafío al Estado, porque no hay que descartar que ya tuviera pensada una jugada como la que hizo, cuya indiscutible resultado es que él no va sufrir personalmente consecuencia alguna de los incumplimientos de la Constitución.

La segunda reflexión se centra ya en las palabras que ha dicho el señor Puigdemont sobre las declaraciones en funciones de Mariano Rajoy porque revelan cierto grado de ignorancia.

Es verdad que el señor Puigdemont acaba de ser elegido presidente de la Generalidad, pero convendría recordarle que si  pone en marcha el camino hacia la independencia la reacción del presidente del Gobierno, con ser importante, no será tan decisiva como las del Tribunal Constitucional y el Senado. En efecto, cualquier acto de carácter independentista contrario a la Constitución generará una resolución del Tribunal Constitucional, cuyo incumplimiento traerá graves consecuencias contra sus autores. Y si a pesar de ello no se detiene el camino hacia a la independencia, entonces entraría en juego el Senado para aplicar el artículo 155 de la Constitución con la suspensión gradual de las competencias. Y es que el Estado nunca está en funciones: el Tribunal Constitucional está en pleno funcionamiento, el Senado, a punto de constituirse, tendrá en ese momento todas sus competencias y la Constitución seguirá en pleno vigor.

Por eso, creo que no me equivoco demasiado si digo que cuando las “cañas se vuelvan lanzas”, y comience a caer todo el peso de la ley en los responsables de las decisiones independentistas, los suyos van a dejar al señor Puigdemont más solo que la una.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2016

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas