¿Será para congraciarse con los sectarios?

Publicado por el Nov 22, 2015

Compartir

Empleo la palabra “sectario” en su segunda acepción, esto es,  “secuaz, fanático e intransigente, de un partido o de una idea”. Y la refiero a una información que transmite en el ABC de hoy Luis Ventoso en uno más de sus excelentes artículos, titulado “El monopolio”.

Escribe Luis Ventoso sobre la celebración en el Círculo de Bellas Artes del “Festival de la Eñe”, apoyado por el Ministerio de Cultura y patrocinado por una empresa del Ibex 35. Y señala que se eligió al escritor gallego Manuel Rivas como responsable de esta edición. Lo que critica el comentarista de ABC –y ese es el hilo argumental de su artículo- es que el 90% de los escritores invitados por el señor Rivas sean de izquierdas.

Tras censurar que entre los invitados esté el ex juez Baltasar Garzón que no es escritor y ha sido condenado por sentencia firme por prevaricación, añade Ventoso: “lo notable es que nos hemos acostumbrado a vivir con esta anómala superioridad moral de una ideología que además estigmatiza a todo creador que se atreva a apartarse del correcto credo, que viene a ser un aroma neomarxista y una lectura maniquea y revanchista de la Guerra Civil, donde solo se cuentan las tropelías ciertas del franquismo, pero se omiten la de los republicanos”.

Concluye el articulista de ABC diciendo que echa de menos en el elenco de los invitados a los dos mayores prosistas gallegos actuales como son Ramón Loureiro y Xose Carlos Caneiro, a los que yo añadiría, si se me permite, a Alfredo Conde y a Ramón Pernas, que en lo que yo conozco no militan en esa ideología revanchista.

Lo que yo me pregunto es por qué razón el Ministerio de Cultura del Gobierno del PP consiente que figure al frente del indicado Festival de la “Eñe” un escritor inequívocamente de izquierdas. La respuesta demuestra, de entrada, que el PP no es sectario porque admite que el responsable del festival no solo no sea del PP, sino de izquierdas.

Pero evidencia también que Manuel Rivas sí parece ser sectario. Y ello, no ya por haber invitado a un sujeto sin mérito alguno como Baltasar Garzón, sino porque de haber seguido un criterio imparcial habría podido elegir a numerosos escritores españoles con suficiente talla para intervenir en el festival de otra ideología, equilibrando con ello las distintas visiones de los intervinientes.

Con todo, no me resisto a denunciar a los que eligen como responsables de eventos culturales a personas que militan en el sectarismo. ¿Será porque lo que personalmente les interesa –más allá por tanto del interés general- es congraciarse con los sectarios para obtener una especie de perdón por ser de derechas?

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2015

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas