¡Vaya par de pillos!

Publicado por el Jun 20, 2015

Compartir

El filósofo Mario Bunge decía que Heidegger fue un pillo que se aprovechó de la tradición académica alemana, según la cual lo incomprensible es profundo. Como prueba de que esto fue así, Bunge citaba las siguientes frases del filósofo alemán: «El ser es ello mismo» o «El tiempo es la maduración de la temporalidad», que son expresiones que no significan nada y que, como la gente no las entiende, piensa que deben referirse a algo muy profundo.

Por su parte, Ortega y Gasset en su obra ¿Qué es filosofía? afirma que «la claridad es la cortesía del filósofo». Fiel a esta máxima expone su denso pensamiento en todos sus escritos de un modo tan accesible que lo hace compresible incluso para quienes no tengan mucha idea de filosofía. Lo cual, aunque parezca lo contrario, solo está al alcance del verdadero maestro.

No comparto en modo alguno la opinión -más extendida de lo que parece- de los que equiparan lo incomprensible a lo profundo y lo claro a lo superficial. Para mí, lo incomprensible es simplemente eso: algo que no se entiende. Y cuando un pensamiento no es tenido por claro por los que deberían comprenderlo, es que está oscuramente concebido; por tanto, solo puede ser confusamente transmitido; y, como consecuencia de ambas cosas, es imposible que sea rectamente entendido por sus destinatarios. En lo único que coinciden el pensamiento incomprensible y la profundidad es en la oscuridad que rodea a ambos.

Pues bien, teniendo en cuenta lo que antecede solo cabe calificar a Errejón y a Pablo Iglesias como un par de pillos. En efecto, Iñigo Errejón subió a la red un Twitter en el que decía: “La hegemonía se mueve en la tensión entre el núcleo irradiador y la seducción de los sectores aliados laterales”. Pensamiento de tan aparente profundidad que el otro “insigne” intelectual de Podemos, Pablo Iglesias, comentó “Es jodido ser un intelectual”.

Si a la desvergüenza de ambos al criticar a otros por falta de honradez cuando ellos mismos protagonizaron episodios de corrupción unen ahora pensamientos tan brillantes y esclarecedores para entender la realidad, me temo que cada vez será más difícil seguirlos. En la Universidad carecerá de importancia, pero en la vida política les puede ocasionar una importante pérdida de votos.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2015

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas