El estilismo de la Reina Letizia

Publicado por el may 15, 2015

Compartir

La libertad que tenemos para expresar y difundir los pensamientos, ideas y opiniones permite que todo aquel que tiene el privilegio de comunicar su parecer en los medios enfoque las noticias como tenga por conveniente. Por tal razón, no son pocos los periodistas y demás opinantes que al referirse a alguna noticia de la Reina Letizia destaquen, por encima de todo, su estilismo, su modo de vestir, las tendencias que marca en el ámbito de la moda.

Ayer mismo, cuando la Reina presidió en Vitoria la entrega de la bandera a la Guardia Civil y rindió homenaje a la memoria de los 161 miembros de ese Cuerpo asesinados por ETA, hubo quien destacó que, en lugar de vestir tradicionalmente de negro y con mantilla española, optó por el vestido blanco que estrenó el día de la proclamación del Rey Felipe VI. Y hubo quien, como en otros actos similares anteriores, enmarcó la noticia en un supuesto deseo de la nueva Reina de modernizar la imagen de la Monarquía.

Es verdad que nuestra Constitución establece expresamente que la Reina consorte (y lo mismo sucederá si el consorte es el Rey) no puede asumir funciones constitucionales, salvo lo dispuesto para la Regencia. Pero también lo es que, al igual que ya lo hizo en su reinado anterior la Reina Sofía, doña Letizia desempeña funciones institucionales de importante significación, como por ejemplo la indicada de la entrega de la bandera nacional a la Guardia Civil.

Pues bien, con todos los respetos para los que se fijan principalmente en cómo va vestida la Reina y lo que ello puede suponer para la modernización de la imagen de la Monarquía, pienso que lo que debe destacarse de la Reina es lo que realmente hace y no su atuendo y estilismo.

Precisamente, se da una imagen retrógrada de la Monarquía cuando lo que llama la atención de la Reina es la manera en que va vestida. Y supone una gran superficialidad atribuir a su indumentaria la virtud de modernizar la imagen de la Monarquía. Lo que realmente está calando en el pueblo español de los nuevos Reyes es su cercanía a los problemas de la población y su disposición constante a acompañar a los que sufren.

Los Monarcas se ciñeron la Corona de España en momentos muy difíciles de los que parece que afortunadamente estamos saliendo. Y si la valoración de la Corona por la ciudadanía ha subido notablemente no ha sido lógicamente por el estilismo de la Reina, sino por la labor conjunta que han despegado los Reyes para afrontar con decisión los problemas de España desde el comienzo mismo de su reinado.

Lo que antecede no implica que la Reina no pueda ir vestida como mejor le parezca y que si lo cree conveniente que no siga la tradición. Es algo que pertenece al ámbito de su libertad personal. Pero centrar la labor de una Reina en su estilismo me parece –y lo digo, insisto, con todo respeto para los que opinan lo contrario- demasiada frivolidad.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2015

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas