Definitivamente, exportamos talento político

Publicado por el abr 14, 2015

Compartir

En el ABC.es de ayer, se publicó la noticia de que Errejón y Monedero trabajaron asesorando a los Gobiernos de Venezuela, Bolivia y Argentina, cobrando a cambio de los Gobiernos de Chávez y Maduro unos cuatro millones de euros entre los años de 2002 y 2012. Esta noticia suscita varios comentarios.

El primero es que, si la noticia fuera cierta en su totalidad –y no hay motivo para dudar de que no lo sea-, estaríamos ante un caso de “exportación de talento”. De ser verdad que Errejón y Maduro suministraron conocimientos reales a los Gobiernos de esos Países y que, a cambio, hicieron ingresar divisas en España (aunque se las quedaran para ellos) los indicados profesores habrían mejorado nuestra balanza de pagos: a cambio de enviar al extranjero sus “conocimientos políticos” habrían recibido como contraprestación “divisa” extranjera.

La segunda reflexión es que en esta hipótesis no se trataría de “emigración de talento” provocada por la crisis, porque ellos no tuvieron que salir de España por haberse quedado en paro. Antes al contrario, sin dejar de ocupar aquí sus puestos universitarios y, me atrevo a afirmar que teniendo en todo momento dedicación “exclusiva” a la Universidad, “vendieron” a muy buen precio sus supuestos conocimientos políticos a países hermanos.

La tercera y última consideración no deja de ser una sospecha y como tal la escribo. Y es que me temo que la operación por la que ambos profesores intermedios recibieron todo ese dinero, más que una exportación de conocimientos políticos, fue una contribución por una campaña de imagen de los Gobiernos de los Países latinoamericanos que acabó desembocando en la creación de un partido político.

Se preguntarán por qué pienso que los dos profesores no exportaron sus conocimientos, sino que cobraron sus emolumentos a cambio de participar activamente en el marco de una operación internacional de mejora de la imagen de los Gobiernos sudamericanos implicados. Pues, por dos razones fundamentales.

La primera es que si, como dice la noticia, ambos empezaron a asesorar a dichos países en el año 2002, Errejón tenía entonces 19 años (nació en 1983) y Monedero 39 (nació en 1963). Y me parece que no es demasiado tiempo, sobre todo en el caso del primerio, para adquirir una formación “exportable” a regímenes políticos extranjeros.

Estrechamente relacionado con lo que antecede, cabe añadir –y esta es la segunda razón- que Hugo Chávez alcanzó la presidencia de Venezuela en febrero de 1999 y Evo Morales en 2002; es decir, que los dos habrían recibido el supuesto asesoramiento cuando ya eran presidentes de sus países. Y entonces las preguntas surgen por sí solas: ¿es creíble que los presidentes de dos Repúblicas Iberoamericanas necesiten, cuando ya han llegado al poder, contratar a dos profesores intermedios españoles (y entonces unos verdaderos desconocidos) para que los asesoren? ¿No tiene más sentido que esos Presidentes hayan pagado a profesores extranjeros con ideologías coincidentes para que los ayudasen a mejorar su controvertida imagen y la de su régimen? Respóndanse ustedes mismos.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2015

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas