¿Está afligida la dirección del PP?

Publicado por el mar 25, 2015

Compartir

Tras el resultado de las recientes elecciones andaluzas, hay quien dice que la dirección del PP está angustiada. Y es que, según se dice en el ABC.es de hoy, la proyección de los resultados de Andalucía, con menos del 27 por ciento de los votos, harían perder sus cargos a alrededor de 2.000 de los actuales diputados autonómicos, alcaldes y concejales.

Habrá quien piense que los resultados de las elecciones andaluzas no son extrapolables a las elecciones autonómicas y municipales de próxima celebración. Es posible. Pero no debería olvidarse que ese resultado del 27 % es hecho real, no una mera proyección demoscópica. Razón por la cual, la prudencia aconseja situar ese dato en el punto de partida de las medidas a tomar para recuperar al electorado.

¿Qué hacer a partir de entonces? La respuesta corresponde, como no podía ser de otro modo, a los analistas del propio partido y no a alguien, como yo, que es totalmente ajeno al mismo. Pero dada la libertad e independencia con la que expreso mis opiniones, me atrevo a recomendar a los dirigentes del partido que tengan presentes las tres siguientes frases de Baltasar Gracián.

La primera es que “La costumbre disminuye la admiración, y una mediana novedad suele vencer a la mayor eminencia envejecida”. Hay que contar con que hay españoles que se han acostumbrado a Mariano Rajoy y que novedades como Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera pueden vencer a la eminencia “envejecida” (no de edad sino de tiempo en política) de nuestro presidente del gobierno.

La segunda frase es que “La queja trae descrédito”. Y aunque fuese totalmente cierto –que lo fue- lo que afirmó el PP -y lo que tuvo que callarse- sobre la herencia recibida, lo cierto es que las quejas sobre la inevitable política de recortes que tuvo que llevar a cabo el partido en el gobierno le trajeron, más que agradecimiento, descrédito.

La tercera y última frase es “Saber y saberlo demostrar es valer dos veces”. No tengo ninguna duda de que el PP ha sabido gobernar en la difícil situación económica con la que tuvo que enfrentarse. Los datos sobre nuestra economía hablan por sí solos. Pero dudo de que haya sabido demostrar lo mucho que sabía. Ha habido desde el comienzo mismo de la legislatura una importante falta de comunicación con la ciudadanía para explicarles las razones por las que había que tomar tan dolorosas medidas.

Y ese espacio vacío fue aprovechado por la oposición, con la negligente pasividad del PP, para reiterar hasta la saciedad el mensaje de que Mariano Rajoy había llevado a cabo una política de recortes de los derechos de los ciudadanos más desfavorecidos. No hay que extrañarse, por tanto, de que este mensaje haya calado en los ciudadanos. De haber actuado de otro modo, el PP, además de saber, habría sabido demostrar lo que sabía, en cuyo caso habría valido dos veces en lugar de cosechar esos pobres resultados.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2015

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas