El enojo de Rajoy

Publicado por el feb 25, 2015

Compartir

Creo que muchos de los que tratan personalmente a Mariano Rajoy no discreparían conmigo si digo que una de las palabras que mejor define su personalidad es la “bonhomía”; es decir, la “afabilidad, sencillez, bondad y honradez en el carácter y en el comportamiento”. Y me atrevo a añadir que dicha palabra refleja también, a grandes rasgos, la imagen pública que se ha ido creando.

Esa debe ser la razón por la que a muchos ciudadanos les puede haber sorprendido la reacción de enojo que tuvo Mariano Rajoy con el líder de la oposición al que le espetó al finalizar su intervención: “que no había dado la talla para ser presidente”, “que lo tomaba bastante más en serio que muchos de los suyos” y “que había sido patético”. 

Fue en verdad una reacción airada, ¿pero se puede decir que estaba injustificada? Solo si tenemos bien presente lo que le había dicho antes Pedro Sánchez podremos valorar si las palabras que le dirigió el presidente eran o no merecidas.

No lo puedo asegurar, pero no creo estar muy equivocado si digo que lo que enfadó a  Mariano Rajoy fue la insinuación que hizo el líder del PSOE de que el presidente del Gobierno había recibido dinero negro de Luis Bárcenas en cajas de puros. Pero lo que le irritó no fue tanto la acusación en sí misma cuanto que al decirla en la tribuna del Congreso de los Diputados Pedro Sánchez actuaba amparado por la inviolabilidad constitucional de que gozan las opiniones de los Diputados manifestadas en el ejercicio de sus funciones.

Casi con toda seguridad, el presidente recibió esa acusación personal y directa en pleno debate parlamentario como un golpe bajo porque de no haber estado ambos en el Congreso de los Diputados, Pedro Sánchez se hubiera expuesto a las acciones judiciales ejercitadas por Mariano Rajoy en defensa de su honor. En cambio, dichas allí solo podían ser replicadas con palabras más o menos duras, pero sin exigir la reparación que proporcionan los tribunales.

Mi personal valoración de las airadas palabras que dirigió el presidente del Gobierno al líder de la oposición se fundamenta en que es un hombre de Derecho y viendo la treta de la que se valía su oponente, del que esperaba dureza en las palabras pero cortesía parlamentaria, no dudó en responderle –repito- “que no había dado la talla para ser presidente”, “que lo tomaba bastante más en serio que muchos de los suyos” y “que había sido patético”.     

 

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2015

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas