Artur Mas, el murciélago con el sonar político averidado

Publicado por el Sep 12, 2014

Compartir

Como ustedes saben, los murciélagos se mueven mediante un sistema de “ecolocación” que consiste en emitir sonidos que al chocar con algún obstáculo retornan a modo de eco que es captado por su sistema nervioso y  les ayuda a orientarse, gracias a lo cual evitan los obstáculos y pueden capturar a sus presas.

Lógicamente, si a un murciélago se le estropeara dicho sistema, moriría porque no podría salvar ningún obstáculo y tampoco podría alimentarse.  

 Espero que no se tome como una falta de respeto que compare a Artur Mas con un murciélago desorientado políticamente. Y es que, como veremos seguidamente, parece tener averiado el sistema de captación de las ondas que emite nuestro sistema político.

En efecto, sin forzar demasiado las cosas se podría equiparar el llamado “instinto político” con esa especie de “sonar” que tienen los murciélagos. Pero con una importante salvedad: así como todos los murciélagos tienen ese sistema de “ecolocación” no todos los políticos (es una virtud que reúnen pocos) tienen ese fino instinto que les permite recibir las ondas de rebote que producen sus actuaciones en el pueblo.

Por el dato indiscutible de que ha llegado a President de la Generalitat debo partir de que el señor Mas tiene que tener “sonar político”. Sin embargo, el rumbo de colisión contra el Ordenamiento Constitucional que parece haber adoptado solo es explicable si se le ha averiado su sistema de “ecolocación”.

Es verdad que hay obstáculos contra los que rebotan los sonidos del radar de Mas que son difusos y hasta movibles, como por ejemplo, la exitosa manifestación de ayer. Y, por tanto, cabe la posibilidad de que el instinto político del President no perciba bien el retroceso del sonido emitido ayer por una parte del pueblo catalán.

Pero si el señor President continúa con su deriva soberanista y no capta el rebote de ilegalidad constitucional que emite el sonido de su pretendida votación  del día 9 de noviembre es que tiene averiado su sistema de “ecolocación”.

Y si para un murciélago la desorientación le ocasiona la muerte, para un President de la Generalitat le puede deparar la desaparición del escenario político. Puede que al señor Mas se le recuerde durante algún tiempo como “mártir” del derecho a decidir, pero que no le quepa duda  que habrá otro que vendrá a sustituirlo. Y ya se sabe lo que le pasó a Don Alonso de Fonseca el Viejo que “quien se fue de Sevilla perdió su silla”.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas