El Movimiento “Libres e Iguales”

Publicado por el sep 6, 2014

Compartir

En el título preliminar de nuestra Constitución se establece que la libertad y la igualdad son, junto con algún otro como la justicia, los valores superiores de nuestro Ordenamiento Jurídico, que es tanto como decir de nuestra convivencia democrática. Esta previsión constitucional está vigente desde hace treinta y seis años y, sin embargo, ha tenido que salir a la palestra un movimiento ciudadano, denominado “Libres e Iguales”, y hacer público un Manifiesto en el que, ante la amenaza del secesionismo catalán, reivindica para todos nosotros la condición de ciudadanos libres e iguales.

Pocas aspiraciones más nobles y defendibles pueden tener los seres humanos que ser libres e iguales. Por eso, muy mal hemos tenido que hacer las cosas para que, tras varios años de democracia, haya tenido que surgir un movimiento ciudadano, al margen de los partidos políticos, con la finalidad de propugnar la defensa de unos valores que ya están consagrados en la Constitución desde 1978.

El Manifiesto, que es asumible íntegramente desde el principio hasta el final, puede leerse y firmarse (yo lo he hecho, no si cierta dificultad ya que hay que entrar en una persiana, rellenar unos datos y enviarlos telemáticamente) en www.libreseiguales.es,  contaba hasta ayer con más de catorce mil firmantes y en él se hace un doble llamamiento.

A los partidos políticos y formaciones que quieran preservar las bases de nuestra convivencia democrática, se les pide, esencialmente, que rechacen cualquier negociación que con el pretexto de evitar el conflicto que plantea el secesionismo catalán limite la soberanía del conjunto de los ciudadanos y el ejercicio de sus derechos. Se trata, añado yo, de negarse a que se ceda ante la pretensión del que más tiene de mejorar todavía más su posición en perjuicio de los menos favorecidos. Y es que no se entiende que esto que en el plano individual sería absolutamente impresentable no obtenga un rechazo general cuando quien lo pide es una comunidad autónoma en lugar de un ciudadano.

Y a los ciudadanos particulares, nos aconsejan que trabajemos organizadamente por la deslegitimación intelectual y política del nacionalismo y que nos movilicemos en defensa de una sociedad formada por ciudadanos libres y e iguales, que es la que nos ha llevado a la época más justa y fértil de la historia de España.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas