Los ladrones de hoy no son Robin Hood

Publicado por el ago 23, 2014

Compartir

En la Voz de Galicia de hoy, se publica la noticia del incremento de robos por parte de bandas organizadas en barrios de La Coruña habitados por gente con escasos recursos económicos. El periódico se hace eco especialmente de una familia a la que en apenas la hora y media que estuvieron de compras les robaron todos los ahorros de su vida (unos 30.000 €) y algunos joyas y recuerdos de sus nietos que tenían guardados. Los protagonistas de la noticia se lamentaban de que los ladrones se habían llevado “sus vidas”.

Dos son la reflexiones que suscita la crónica. La primera es que hasta no hace mucho la gran mayoría de la gente tenía sus ahorros en las entidades bancarias. La pregunta que surge es ¿por qué ahora la gente prefiere tener el dinero en casa aún a riesgo de que se lo roben? Habrá múltiples y diferentes razones, pero entre ellas no hay que descartar la desconfianza creciente de los impositores en la banca, sobre todo a partir de episodios tan sangrantes como el de las preferentes.

La segunda es que los ladrones de nuestros días no son Robin Hood. Roban como hacía éste pero con dos diferencias que alejan sus acciones delictivas del viejo romanticismo. La primera es que no solo despluman a los ricos, sino también a las clases más modestas, y la segunda que se quedan con lo que sustraen para ellos solos.

Otra veces, cuando leía noticias sobre robos llegué a preguntarme por qué los ladrones no canalizaban sus habilidades hacia algo lícito, porque robar no creo que sea fácil y comporta evidentes riesgos. Hoy me pregunto por qué no seleccionan mejor a sus víctimas y dejan de robar a personas a las que les llevan “sus vidas” (sus pequeños ahorros y sus recuerdos materiales).

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas