¿Se acabó de verdad el velatorio?

Publicado por el Aug 22, 2014

Compartir

En unas recientes declaraciones, el señor Luena, secretario de organización del PSOE, resume el inicio de la nueva etapa de su partido con la frase de “se acabó el velatorio”. Deseo fervientemente que así sea por el bien de la estabilidad política de nuestro país.

Pero un rápido repaso a las últimas declaraciones de sus dirigentes me hace dudar de la veracidad de aquélla proposición, porque junto a aciertos indiscutibles aparecen afirmaciones de muy bajo tono.

Como acierto indiscutible considero la decisión de Pedro Sánchez de aparcar el tema de la reforma constitucional. En este asunto, hasta que se pacte entre los dos grandes partidos los puntos y el sentido de la reforma, no se puede poner en marcha un tema de tanta trascendencia. Y otro acierto no menos relevante es oponerse al soberanismo catalán situándose, junto con el PP, al lado de la Constitución. En ambas cuestiones, los nuevos dirigentes actúan con sentido de Estado.

Pero hay otras declaraciones que me parecen desafortunadas y que me hacen pensar que si siguen por ahí no se acabará el velatorio. Dos de ellas son del mencionado señor Luena, y la tercera del Alcalde de Toledo, señor García Page.

La primera es la razón por la que su partido no apoya la modificación del sistema de elección de alcaldes que propone el PP (lista más votada). Afirma que plantear una reforma a “nueve meses de las elecciones” demuestra que el único interés del PP es el de permanecer en los Ayuntamientos a toda costa.

Discúlpenme pero desconozco con cuánta antelación hay que hacer las propuestas para que sean debatibles. Si se trata de una propuesta aceptable (figuraba en uno de sus programas electorales), que se haya hecho con un año de antelación o con solo unos meses, me parece irrelevante si, como parece indiscutible, hay tiempo más que suficiente para debatirla. Decir que se intentan cambiar las reglas de juego en pleno partido es una grosera inexactitud porque el partido todavía tardará nueves meses en empezar a jugarse.

El señor Luena ha afirmado también que “la economía, por culpa de estos lumbreras del PP, va mal”. Es posible que la economía aún no vaya todo lo bien que desearíamos, pero decir que va mal y echarle las culpas a los del PP, llamándoles despectivamente “lumbreras”, es una muestra de ligereza y le resta, como poco, credibilidad.

Por último, el señor García Page ha declarado “yo no tengo claro que Cospedal sepa pasar la aspiradora” porque “no saben hacer nada sin la chacha”. Esta frase se descalifica por sí sola y es impropia de un dirigente que apunta notables cualidades.

Pero por si la hubiera utilizado para referirse sutilmente a una posible diferencia de clases sociales entre los militantes de los dos grandes partidos, no hace falta  recordarle, porque lo sabe perfectamente, que ambos se nutren, básicamente, de gente de clase media con predominio de profesionales. Lo de los ricos y los pobres es más viejo que el cine mudo.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas