No lo tentaron porque sabían que no se resistiría

Publicado por el Aug 9, 2014

Compartir

No creo ser de los que hacen leña del árbol caído, pero uno no solo es como cree, sino también como lo ven los demás. Tampoco me gusta dar vueltas al mismo asunto, pero no puedo menos que volver a referirme a Jordi Pujol.

Y es que me acaban de enviar un WhatsApp que contiene un corto pasaje de un vídeo sobre una entrevista que le hizo Jordi Évole para su programa “Salvados” del 2 de marzo de 2012. Hablaban sobre la corrupción en política y a la pregunta del entrevistador de si a él lo habían tentado alguna vez, el ex President de la Generalitat respondió: “A mi nunca. Los que tientan ya saben que hay gente a la que no se nos puede tentar”.

No había visto la entrevista entonces, pero pienso que puedo afirmar que de haberlo hecho hubiera creído en la sinceridad de Jordi Pujol. Y ello, aún a pesar de conocer sus pasados episodios con el asunto de Banca Catalana.

Como, además de por defraudador, no me gustaría tenerlo por mentiroso, me he esforzado en buscar algún sentido a sus palabras para poder llegar a la conclusión de que entonces decía la verdad. Y creo haberlo encontrado.

En efecto, lo que dijo entonces Jordi Pujol fue que a él nunca lo “tentaron” y la razón que daba para que no lo hubieran hecho era que “los que tientan ya saben que hay gente”, como él, “a la que no se puede tentar”. La clave está, pues, en averiguar el significado del verbo que utilizaba: “tentar” quiere decir, en la acepción en que era utilizada en la entrevista, “probar a alguien, haciendo examen de su constancia o fortaleza” -en este caso- para resistirse a la corrupción.

Pues bien, Jordi Pujol decía la verdad. A él no lo tentaban porque nadie necesitaban probar su constancia o fortaleza para “resistirse” al cohecho: sabían perfectamente que no se resistiría y por eso no había necesidad de tentarlo. A los grandes cantantes o futbolistas, se les contrata sin hacerles pruebas: se sabe perfectamente que cantan y juegan al futbol muy bien. Y al ex President tampoco hacía falta probarlo: se sabía perfectamente que no se resistiría a la corrupción.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas