El Barcelona también puede llegar a jugarse algo

Publicado por el may 5, 2014

Compartir

Es fácil hacer pronósticos, lo difícil es acertarlos. A comienzos de esta liga de fútbol, hubo algunos presidentes de clubes, que fueron seguidos por no pocos periodistas deportivos, que vaticinaban que la liga española sería la más aburrida de Europa porque acabaría siendo cosa de dos, del Real Madrid y del Barcelona, los dos clubes con mayor presupuesto. El devenir de la competición ha demostrado lo contrario. El presente campeonato no solo ha deparado la aparición de un nuevo protagonista, el Atlético de Madrid, sino que en él este club ha asumido el papel de primera estrella.

La jornada que acaba de finalizar, con los empates del Real Madrid y del Barcelona y la pérdida del Atlético, ha apretado tanto la clasificación que podría darse el caso, si los tres ganaran todos los partidos que les quedan, de que llegaran a la última jornada, con el Atlético en cabeza, el Real Madrid a dos puntos de él y a 3 el Barcelona. De ser así las cosas, los tres equipos llegarían a la jornada final con posibilidades de ganar la competición de la regularidad.

La opinión más extendida es que el que tiene más posibilidades para alzarse con el triunfo final es el Atlético. Los que así piensan aducen el argumento de que puesto en la alternativa de que gane la liga el Atlético o el Real Madrid, el Barcelona optaría siempre por dejar que ganara el primero. Los que así piensan consideran que el grado de rivalidad que tiene el Barcelona frente al Real Madrid es tan fuerte que antes de que ganase el título el Real Madrid se acomodarían al resultado que se lo diera al Atlético.

Hay quien piensa que este “pasteleo”, aunque imaginable y hasta deseable por la gran mayoría de los hinchas del Barcelona, tropieza con el serio obstáculo de la profesionalidad de los jugadores y del reconocido “fair play” del Club de Fútbol Barcelona. No hay que descartar que ambas cosas impulsen al club catalán a hacer un gran partido y dejar de atender los comprensibles deseos de sus aficionados. Sin descartar la importante merma que podría sufrir el prestigio del Barcelona si los espectadores obtuvieran la impresión de que no hicieron lo posible por ganar.

Pero creo que hay otro argumento en el que apenas se repara y que también puede mover al Barcelona a disputar el partido con la máxima intensidad para tratar de ganarlo. Y es que el Barcelona, al contrario de lo que se está diciendo, también se jugaría dinero. Si en la última jornada la diferencia entre los tres equipos es la arriba indicada, el Barcelona, aunque no pudiera impedir que el Real Madrid ganase el título, se estaría jugando poder disputar la Supercopa. En efecto, si el que gana la liga es el Real Madrid, el Barcelona jugaría la Supercopa contra el Real Madrid como subcampeón de copa, cosa que no sucedería si el campeón de liga es el Atlético, ya que entonces la jugarían los dos equipos de Madrid.  Lo cual supondría para el Barcelona no solo luchar por otro título, sino unos ingresos de aproximadamente siete millones de euros por jugar la indicada competición. A lo que cabría añadir algún que otro millón de euros más porque en la Champions del año que viene cobran más los que mejor clasificación hayan alcanzado en su competición nacional. Es cierto que la rivalidad puede obnubilar la razón, pero ¿está el Barcelona para renunciar de siete a diez millones de euros? Me temo que no y mucho menos ante la anunciada reconstrucción de la plantilla.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas