El comunicado conjunto de los Rectores de nuestras universidades públicas.

Publicado por el may 1, 2014

Compartir

Como miembro de la comunidad universitaria española, a cuyo cuerpo de catedráticos me honro en pertenecer, me ha causado una enorme sorpresa la lectura simultánea por cada Rector en su respectiva universidad del Comunicado titulado “La Universidad, garantía de futuro”. Más allá de lo inusual del hecho mismo de que los Rectores se hayan concertado para llevar a cabo esta conducta, lo que me sorprende es el contenido, la oportunidad y el sentido de este comunicado.

En cuanto al contenido, no parece expresar ninguna idea nueva ni de tal envergadura que requiriera la forma de “comunicado conjunto”. Un somero análisis acreditará lo que se acaba de afirmar. Los Rectores empiezan diciendo que son plenamente consciente de la complicada situación económica de nuestro país. Pero puestos a reflejar nuestra situación económica actual tal vez deberían significar que las cifras macroeconómicas revelan que nuestra situación económica ha mejorado. De haberles preocupado sinceramente nuestra economía, deberían de haberlo manifestado cuando estábamos al borde de la intervención por la Unión Europea y no ahora que todos reconocen que estamos saliendo de la crisis.

Añaden los Rectores que a pesar de los recortes, las universidades han hecho “un esfuerzo para seguir manteniendo los estándares de calidad en las tres grandes funciones de la universidad: la docencia, la investigación y la innovación”. Es decir, que ellos mismos reconocen expresamente que los recortes, necesarios si nos atenemos a la preocupante situación económica a la que aluden al comienzo del comunicado, no impidieron que la universidad cumpliera satisfactoriamente sus funciones. Seguidamente, destacan dos circunstancias del pasado, a saber: que 2013 se disminuyó en un 18% el presupuesto para la educación superior y en un 80% los gastos no financieros para I+D+I, así como que el endeudamiento de la Comunidades Autónomas está conduciendo a la asfixia económica de las universidades. Y vuelven a omitir cualquier referencia a las mejoras producidas en el presente ejercicio.  ¿A qué viene entonces el comunicado?

La respuesta a esta pregunta tiene que ver con la segunda de las circunstancias indicadas, que es la de su oportunidad. ¿Era conveniente hacer un manifiesto de todos los rectores en el presente momento? ¿Había alguna circunstancia actual que exigiera hacer ahora el manifiesto? La respuesta la dan ellos mismos. Hablan de “la inminente aprobación de los nuevos Presupuestos Generales del Estado, y los presupuestos correspondientes a cada una de las Comunidades Autónomas”. Desconozco si entre los Rectores hay algún jurista, pero basta la lectura del apartado 3 del artículo 134 de la Constitución para saber que los Presupuestos se presentan ante el Congreso con una antelación de tres meses a la expiración del ejercicio anterior, que es el 31 de diciembre. Estamos hablando de octubre ¿es oportuno hacer un comunicado a primeros mayo para hacer una petición presupuestaria que empezará a tramitarse en octubre? La petición tan urgente que no puede esperar a la tramitación parlamentaria es que las partidas destinadas a la educación superior, la investigación, el desarrollo y la innovación sean consideradas como una inversión y no como un gasto, y que la universidad tenga una financiación pública suficiente y sostenible.

A la vista de lo que antecede no queda más remedio que preguntarse qué sentido tiene hacer un comunicado público no en el momento más álgido de la crisis económica, sino en el que ya se está saliendo de ella. Un comunicado en el que se reconoce que a pesar de los recortes la universidad española ha podido mantener los estándares de calidad en sus funciones esenciales. Y un comunicado en el que se considera inminente en mayo algo que se va a empezar a discutir en octubre: la discusión de los presupuestos. Yo no se lo veo, pero como no quiero ser mal pensado, les dejo planteada la pregunta para que se respondan ustedes mismos.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas