Las diversiones verbales del señor Mas

Publicado por el ene 1, 2014

Compartir

¿Se está divirtiendo, señor Mas, con sus bravatas verbales? ¿Lo está pasando bien tratando de hacerle creer a los ciudadanos que va a seguir hasta el final con lo de la independencia? Usted sabe perfectamente que una cosa es hacer declaraciones sobre el camino que va a recorrer hacia la secesión, y otra muy distinta dar un paso jurídico en esa dirección. Mientras solo sea hablar, usted es consciente de que puede decir lo que quiera sin que tenga ninguna repercusión negativa, porque que está amparado por la libertad de expresión. Por eso, estoy seguro de que se divierte mucho cuando nos dice que “España no tiene que ver a Cataluña como un adversario, ni como un enemigo, sino como un buen aliado”, sabiendo que no existe un sujeto jurídico, llamado Cataluña, que no sea ineludiblemente una parte de España.

 

Las cosas serían muy distintas si alguna vez pasara usted del dicho a los hechos y dictase alguna resolución con trascendencia jurídico-política para poner en marcha su propuesta secesionista. Pero creo que nunca va a hacerlo. Porque entonces lo que hoy es divertimento daría paso a una situación con consecuencias jurídicas seriamente preocupantes para usted. Y usted lo sabe: es plenamente consciente de que si alguna vez se atreviese a dar ese paso, vería como se ponen en juego de inmediato los poderes de nuestro Estado de Derecho para hacer fracasar rotundamente tan disparatada e ilegal iniciativa, y, en el plano personal, se acabaría su carrera política.

 

Hasta ahora, su conducta se asemeja a la de un cachorro de león que “molesta” con insignificantes arañazos al jefe de la manada, el cual los tolera pacientemente porque conoce que tan pequeña criatura no puede causarle el más mínimo daño. Pero todo leoncito sabe perfectamente –y usted también- que hay límites que no puede traspasar para no desatar la incontenible furia del que manda. Y esto no es una amenaza, es simplemente describir la realidad.

 

Lo malo es que una parte de la población, que no conoce los medios con los que cuenta el Estado para hacer frente a los que inician jurídicamente una aventura separatista, lo pasa mal con sus diversiones, que, desgraciadamente, erosionan innecesariamente la convivencia política del resto de la Nación.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas