PROGRESISMO CONSTRUCTIVO

Publicado por el Dec 23, 2013

Compartir

PROGRESISIMO CONSTRUCTIVO

 

Las personas, los medios de comunicación y las organizaciones políticas suelen dividir a los ciudadanos  por su ideología  en progresistas y conservadores. En la actualidad, ambas palabras han devenido insuficientes para diferenciar a los unos de los otros.

 

Decir de alguien que es progresista puede inducir a equívocos cuando se profundiza en las ideas que propugna. Y es que progresar por progresar solo es defendible si de lo que se trata es de avanzar en la construcción de una sociedad  más justa que defienda los intereses generales sin olvidarse de la defensa de las minorías. Por eso, cuando se someten algunos mensajes políticos de hoy al test del progreso constructivo surgen ciertas perplejidades. Veamos algunos casos para que pueda explicar mejor mi pensamiento.

 

En el tema de los nacionalismos secesionistas, defender la separación de una parte del territorio español, lejos de ser progresista, es absolutamente retrógrado. Aquí se ve muy bien que lo que se presenta como un paso hacia delante es una vuelta al pasado, a la época anterior a la formación del Reino de España. Y más aún, si las movimientos separatistas se contemplan desde la óptica de la formación de grandes espacios supranacionales, como la Unión Europea. Por eso, considerar los nacionalismos separatistas como movimientos de progreso solo puede obedecer a confundir groseramente progresismo como oposición política al gobierno.

 

Algo parecido sucede con la enseñanza. Mantener una situación que ha recibido una valoración muy negativa en los controles de la OCDE es conservador en el pero sentido del término, porque se pretende que no se altere el deficiente estado de preparación de nuestros escolares. Aquí el progresismo constructivo es el que propugna un cambio que desemboque en una instrucción más exigente y de mayor calidad.

 

Finalmente, es progresista constructivo controlar severamente el  elefantiásico poder de nuestros partidos y combatir la vergonzosa corrupción que nos asola.

Compartir

ABC.es

Puentes de Palabras © DIARIO ABC, S.L. 2013

Todos, incluso los menos interesados por la política, tenemos una ideología, es decir, un conjunto de ideas sobre el modo en que deben gestionarse los asuntos públicos. El ideario de cada uno es como los aluviones de un río: Más sobre «Puentes de Palabras»

Categorías
Etiquetas